viernes 13 de diciembre de 2019 - Edición Nº3468

Racing | 22 jul 2019

COPA ARGENTINA

La Academia, eliminado en la Primera Fase

Perdió ante Boca Unidos por 4-3 en los penales y se quedó afuera en los 32 avos de final del certamen federal. A pesar de haber tenido las mejores situaciones para ganarlo, no pudo doblegar al conjunto correntino durante los 90 minutos bajo una intensa lluvia en el estadio de Lanús. Duro traspié para los de Avellaneda en la antesala del debut en la Superliga.


No pudo ser para los dirigidos por Eduardo Coudet. Al igual que el año pasado cuando quedaron eliminados a manos de Sarmiento de Resistencia, esta vez el verdugo de Racing fue Boca Unidos de Corrientes, equipo que milita en el torneo Federal A y que aguantó los 90 minutos en el estadio Néstor Díaz Pérez para terminar llevándose el premio mayor en los penales.

La Academia fue el protagonista de la tarde, ya que en la previa se sabía que el conjunto correntino iba a replegarse contra su arco, dada la diferencia de categoría entre ambos equipos.

En la primera parte, Racing ofreció una propuesta interesante en ofensiva. Caracterizado por el buen trato de pelota que lo llevó a ganar la última Superliga, el conjunto albiceleste basaba sus fundamentos para intentar acorralar a su rival mediante un mediocampo con Augusto Solari por derecha y Matías Zaracho por izquierda como los principales ejes del juego académico. En ese contexto, la intención era atacar por las bandas para ganar en profundidad y tratar de asistir tanto a Darío Cvitanich como a Lisandro López en el área.

En ese contexto, la primera llegada de peligro hacia el arco defendido por José Aquino ocurrió a los 18 minutos tras una apertura por derecha hacia Iván Pillud, quien con un centro rasante trató de encontrar un buscapié, pero Cvitanich no logró empujarla hacia la red con el uno vencido. El defensor Fabio Godoy rechazó hacia el córner y respiró el elenco de Corrientes.

Luego de esa acción, los dirigidos por Coudet continuaron con la búsqueda del gol, pero contaron con la buena tarea de Aquino, quien se lució ante el remate del chileno Marcelo Díaz primero y ante un intento de Pillud después.

En el complemento, Racing intensificó las acciones y se paró en campo rival para concretar el ansiado gol. La fuerte tormenta que se desató desnaturalizó el juego, pero no obstaculizó las intenciones de los de Avellaneda por seguir siendo protagonistas. De todas formas, lo que le faltó al elenco albiceleste fue efectividad. No estuvieron finos sus delanteros, tampoco los volantes que intentaban desde afuera del área.

Sobre el final de los 90 minutos, los de Coudet acorralaron a su rival, pero no pudieron quebrar el cero. Boca Unidos casi se lleva el premio mayor en una jugada aislada: Martín Fabbro, jugador surgido de las divisiones inferiores de Independiente, sorprendió con un remate desde el borde del área que pudo rechazar Gabriel Arias.

Así las cosas, se llegó al epílogo del encuentro en el que Racing mereció mejor suerte, pero no encontró la forma de sellar esa superioridad en el tanteador. De esta manera, todo se definiría en los penales.

Los cuatro primeros fueron convertidos, y en el tercero de cada equipo, los arqueros sacaron a relucir su capacidad: Aquino atajó el disparo de Barbona, mientras que Arias se quedó con el intento de Fabbro. Cvitanich erró el quinto de la serie y le cedió la gran chance a Vizcarra de cerrar el partido, pero otra vez Arias se vistió de héroe y le dio una vida más a Racing. Ya con un penal por lado, Marcelo Díaz elevó su remate y Fernando Alloco desató la locura correntina con un certero remate.

Párrafo aparte para el estado del área, ya que se encontraba en pésimas condiciones, y eso dificultó la ejecución de los penales. Sin dudas, sacó provecho el conjunto que estuvo más certero, y ese fue Boca Unidos de Corrientes, que en la próxima instancia se medirá ante Atlético Tucumán por los 16 avos de final.

Por su parte, Racing sumó una nueva decepción en la Copa Argentina. Un torneo que le es esquivo, al que sólo llegó a una final en 2012 que perdió ante Boca. Fue la tercera vez que el conjunto albiceleste quedó eliminado ante un elenco que juega en dos categorías menos. Además de las últimas dos, ya le había pasado en el 2013 ante Tristán Suarez.

Ahora sólo le queda afrontar la Superliga, el torneo doméstico del cual es el último campeón y en el que debutará el próximo viernes en el Cilindro desde las 21.10 ante Unión de Santa Fe.

Sintesis

Racing: Gabriel Arias; Iván Pillud, Leonardo Sigali, Alejandro Donatti, Alexis Soto; Augusto Solari, Marcelo Díaz, Diego González, Matías Zaracho; Darío Cvitanich y Lisandro López. Suplentes: Javier García, Lucas Orban, Nery Domínguez, Nery Cardozo, Jonathan Cristaldo, David Barbona, Matías Rojas. DT: Eduardo Coudet.

Boca Unidos (Corrientes): José Silvino Aquino; Fabio Godoy, Rolando Ricardone, Ariel Morales, Leonardo Baroni; Raúl Benítez, Martín Ojeda, Martín Fabbro, Gerardo Maciel; Gabriel Morales; Antonio Medina. Suplentes: Cristian Martínez, Ramiro Schweizer, Fernando Alloco, Gerardo Maciel, Ataliva Schweizer, Cristian Núñez, José Vizcarra. DT: Daniel Teglia.

Amonestados: Rolando Ricardone, Ariel Morales, Martín Ojeda, Martín Fabbro (Boca Unidos); Nery Domínguez (Racing). Expulsados: no hubo.

Cambios: 45 min. Alloco por Godoy (Boca Unidos), 63 min. Rojas por González (Racing), 71 min. Vizcarra por Medina (Boca Unidos), 76 min. Maciel por Benítez (Boca Unidos), 78 min. Barbona por Solari (Racing), 83 min. Nery Domínguez por Alejandro Donatti (Racing).

Penales de Racing: Lisandro López (convirtió), Matías Rojas (convirtió), David Barbona (atajado), Iván Pillud (convirtió), Darío Cvitanich (desviado), Marcelo Díaz (desviado).

Penales de Boca Unidos: Leonardo Baroni (convirtió), Martín Ojeda (convirtió), Martín Fabbro (atajado), Ariel Morales (convirtió), José Vizcarra (atajado), Fernando Alloco (convertido).

Árbitro: Hernán Mastrangelo

Estadio: Néstor Díaz Pérez, Ciudad de Lanús.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS