domingo 22 de septiembre de 2019 - Edición Nº3386

Policiales | 12 jul 2019

TEME LA FUGA DEL ACUSADO

La mamá de Nicolás López se encadenó en la puerta de Tribunales

Acompañada de otros familiares de víctimas de hechos de inseguridad, encabezó un nuevo reclamo contra la liberación del único imputado por el crimen de su hijo.


A dos semanas de la liberación del único imputado por el crimen de Nicolás López, el joven baleado en la puerta de un boliche de Lanús en 2016, su madre, Silvana Vescovo, se encadenó en la puerta de los Tribunales de Lomas de Zamora para retomar el reclamo de justicia por el asesinato de su hijo.


En diálogo con Política del Sur, la mujer expresó el temor latente ante una posible fuga del acusado, Maximiliano Ortiz, quien estuvo prófugo tres años y fue liberado recientemente, después de haber permanecido tres meses detenido. “Nadie me asegura que no se escape antes de que llegue el juicio, ni siquiera le dieron un arresto domiciliario”, reclamó Vescovo.


Con el apoyo de otros familiares de víctimas de hechos de inseguridad similares en la región, que la acompañaron durante la mañana de este jueves, encabezó una nueva jornada de reclamo con una cadena alrededor de un brazo en una de las puertas del Departamento Judicial lomense. Sin embargo, a pesar de la medida de fuerza, no obtuvo respuestas de las autoridades.


“Nadie me atendió ni salió a preguntarme nada. Ya no creo en la Justicia ni sé que hacer”, manifestó la mamá del joven asesinado, quien apuntó contra “la corrupción de la Justicia” por la liberación de Ortiz, quien permanece como único imputado en la causa que investiga el hecho ocurrido el 19 de marzo del 2016 frente al boliche Kla-C de Lanús, ubicado sobre la avenida Hipólito Yrigoyen al 5000.


A días de cumplirse el tercer aniversario del asesinato de Nicolás, el principal sospechoso se entregó a la Justicia. Meses atrás, desde el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires ofrecieron una recompensa de 150 mil pesos a quien aporte datos precisos para dar con su paradero.


Los familiares de la víctima esperaban que se declare la prisión preventiva y que el presunto asesino llegue al juicio tras las rejas, imputado por el delito de “homicidio agravado por resultar su comisión con el concurso premeditado de dos o más personas y con el empleo de arma de fuego en concurso real con homicidio agravado”, e incluso esperaban solicitar la pena máxima. Sin embargo, la noticia de su liberación causó indignación. “Después de tres años prófugo, que lo hayan agarrado fue todo un logro para nosotros, pero ahora no sabemos qué hacer”, contó Vescovo.


Consultada por los siguientes pasos en la investigación, aseguró que junto a su abogado apelarán la medida pedida por el fiscal Gastón Fernández a cargo de la causa, aunque las expectativas no son las mejores. “Después de esto ya no sé cómo seguir. Ya no creo ni confío en nadie de la Justicia”, concluyó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS