miércoles 17 de julio de 2019 - Edición Nº3319

Gremiales | 11 jul 2019

TRANSPORTE

Sasia festejó la vuelta de la Unión Ferroviaria a la CATT: "Hace falta la unidad"

El titular del sindicato habló del futuro de la CGT, que recién en agosto del año próximo renovará sus autoridades. “Hace falta la unidad del movimiento obrero, no sólo como expresión de deseo, sino demostrando hechos concretos”, sostuvo. Además, adelantó que impulsarán una agenda programática para la futura central obrera.


Por:
Diego Lanese

La semana pasada, la Unión Ferroviaria decidió volver a la poderosa Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), la entidad que supo ser un bastión de poder de Hugo Moyano y que hoy hace equilibrio en el mosaico interno de la CGT. El sindicato se había ido de la entidad en 2011, cuando se fracturó la central obrera, y hoy por la votación de sus referentes decidió recuperar su lugar en el armado de la entidad transportista.

 

Esto marca el inicio de un proceso que el titular del sindicato, Sergio Sasia, pretende que termine con la unidad el año que viene, cuando se deban renovar las autoridades de la CGT. Además, el dirigente analizó el intento de reforma laboral que viene empujando el gobierno nacional, que es rechazado por buena parte de las organizaciones.

 

Sasia destacó la vuelta de su gremio a la CATT, de donde se fue con un grupo de dirigentes como Omar Viviani en 2011, para un año después formar una entidad paralela, la UGATT (Unión General de Asociaciones Sindicales de Trabajadores del Transporte). “La CATT es una organización muy importante, estratégica para el movimiento obrero. Tenemos que transitar un camino de unidad, dar muestras de que queremos esa unidad”, le dijo el dirigente a Política del Sur.

 

La vuelta a este espacio es parte de la estrategia que impulsa Sasia, que volvió a participar de las reuniones de la CGT (no ocupa lugares en el Consejo Directivo), luego de haberse alejado como señal de reclamo que hicieron los viejos integrantes del MASA (Movimiento de Acción Sindical Argentino).

 

“Nosotros venimos expresando desde hace tiempo que hace falta la unidad del movimiento obrero, no sólo como expresión de deseo, sino demostrando que realmente estamos apostando a esa unidad. Lo hicimos en la CGT, que estamos yendo a las reuniones del Consejo Directivo sin ser parte del mismo, y también cuando conformamos la Juventud de la CGT”, agregó Sasia.

 

Según el dirigente, en la central obrera “hace falta un debate profundo para llegar a agosto del año que viene, cuando se venzan los mandatos, para lograr conformar una CGT donde esté la mayoría de los gremios, unidos bajo la concepción de un modelo de país que tiene que encarnar el movimiento obrero”.

 

En la previa a la unificación de la CGT en 2016, Sasia figuró entre los posibles candidatos a conducir la central, impulsado por el MASA. Cuando se concretó el triunvirato, los gremios que integran ese movimiento decidieron no sumarse a cargos directivos, en desacuerdo con la falta de un plan de acción consensuado. Ahora, el dirigente ferroviario está participando activamente de los encuentros, como sucedió hace unos días cuando acompañó al secretario de Interior de la CGT, Andrés Rodríguez (UPCN), a un cónclave con el ministro de Producción de la Nación, Dante Sica, para informar a los gremios del acuerdo Mercsour-Unión Europea.

 

Sasia anticipó que los nuevos mandatos se discutirán el año próximo. “Recién en agosto (de 2020) vamos a discutir la nueva conducción, hay que ser respetuosos de la institucionalidad y los tiempos. Hay que trabajar hacia adentro, dar el debate, dejar de lado diferencias y priorizar las coincidencias, y trabajar un factor convocante, una agenda programática construida entre todos”, recalcó, y agregó que “después de eso se buscarán los mejores hombres y mujeres para llevarlo adelante”.

 

En la interna cegetista, la CATT está en un lugar intermedio entre la conducción y los sectores combativos. Liderada por el exintegrante del triunvirato Juan Carlos Schmid, mantiene una mirada crítica del actual gobierno, pero no participa activamente de las protestas.

 

La semana pasada, mediante un documento, Schmid manifestó que “sigue de cerca la tensión que se vive en el transporte” ante los diversos conflictos del sector, y expresó su apoyo a la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) y Aeronavegantes, que realizaron asambleas en Aeroparque y Ezeiza por “la situación de crisis que se profundiza día a día por despidos y la competencia indiscriminada facilitada por el gobierno en su acuerdo con Estados Unidos”, según informaron.

 

La CATT respaldó también los reclamos de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), de los controladores aéreos, los gremios del sector portuario ante la licitación del Puerto de Buenos Aires, los trabajadores de Taxi y de Vialidad Nacional nucleados en el Sindicato de Trabajadores Viales y Afines (Stvyara).

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS