Policiales | 12 jun 2019

TRIBUNALES

Declararon los imputados por el crimen de Guillermo Simenoff

Maximiliano Ruda y Juan Agosta brindaron testimonio y sostuvieron su inocencia por el hecho ocurrido el 11 de septiembre de 2016. El juicio continuará el martes con más testigos.


Este martes se llevó a cabo una nueva audiencia de declaraciones en el marco del juicio por el crimen de Guillermo Simenoff, que continuará el próximo martes con más testigos. Ayer declararon Maximiliano Agustín Ruda y Juan Cruz Agosta, imputados por el hecho ocurrido el 11 de septiembre de 2016 durante un intento de robo en la localidad de Temperley.

 

“No sé manejar moto, nunca aprendí”, aseguró Ruda en una parte de su relato, cuando brindó testimonio. Se trata del joven de 20 años señalado como la persona que manejaba la motocicleta de la que bajó de la parte de atrás el asesino de la víctima, ultimada a balazos frente a su hijo menor de edad. Junto a Agosta, ambos son juzgados por “robo calificado en concurso ideal con homicidio calificado”.

 

Según su versión de lo que habría hecho ese día, el joven de 20 años tuvo una discusión con su novia en la casa de la chica, donde permaneció hasta pasado el mediodía, por lo que regresó a la vivienda de su madre y se quedó allí el resto del día. Sin embargo, quien era su pareja en ese momento no se presentó en la sala para sostener sus dichos.

 

Por otra parte, aseguró que no conocía al “Tanito”, apodo del otro acusado, apuntado como el presunto autor de los disparos que terminaron con la vida de Simenoff. Así lo había manifestado Bruno durante la rueda de reconocimiento en la que señaló a los dos detenidos por el homicidio de su padre. 

 

Minutos más tarde, sentado frente a los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Lomas de Zamora, le tocó el turno a Agosta, quien rechazó haber participado del crimen y recordó que en ese momento pasó el día en la casa de unos amigos. Esa misma coartada fue expuesta por un testigo que declaró minutos antes que él.

 

Agosta reflotó la hipótesis de su abogada defensora, que durante los lineamientos previos a comenzar la etapa probatoria del juicio afirmó que el responsable del asesinato fue Agustín Salinas, otro joven fallecido durante un hecho delictivo. “El que manejaba la moto era Axel Basualdo y el que disparó fue Agustín Salinas”, afirmó, en referencia a otros dos vecinos de la localidad de San José, de donde era oriundo.

 

“Me detuvieron por tener un tatuaje. Estando en la comisaría amenazaron a testigos para que me acusen y a mí me amenazaron con que si habría la boca me iban a meter en un calabozo con otros presos e iban a decir que violé a mi hermanita”, acusó a los efectivos de la Comisaría 6° de Lomas de Zamora que lo detuvieron.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS