lunes 17 de junio de 2019 - Edición Nº3289

Gremiales | 11 jun 2019

LA CARRERA ELECTORAL

La CGT tendrá esta semana su primer encuentro cara a cara con Alberto Fernández

La dirigencia sindical se reunirá por primera vez con el precandidato a presidente, luego de que se suspendiera la cumbre la semana pasada por la salud del exjefe de Gabinete. Se espera que de allí salga un fuerte pronunciamiento a favor de la fórmula Fernández-Fernández.


Más allá de algunas expresiones de apoyo de  alguno de sus dirigentes, la CGT no se pronunció respecto de la fórmula presidencial que encabeza Alberto Fernández, que hasta ahora parece la que más respaldos logra en el peronismo. En plena negociación con Sergio Massa, el exjefe de Gabinete tendrá esta semana una cumbre con la dirigencia gremial, que estaba previsto para el martes pasado pero debió suspenderse por la inesperada internación del político debido a una inflamación pleural. El secretario general de la central obrera, Héctor Daer, tiene una larga relación de amistad con Fernández, con quien integró las filas del Frente Renovador.

 

En el marco de múltiples reuniones que los distintos referentes gremiales vienen teniendo con los candidatos presidenciales, sin dudas este de la CGT será uno de los más relevantes de la próxima semana, marcando también un progresivo alejamiento de la figura del economista Roberto Lavagna, a quien el lanzamiento del binomio que integran Alberto Fernández y la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner le debilitó buena parte de sus apoyos gremiales.

 

Horas antes del paro del 29 de mayo último, Daer manifestó un rotundo respaldo a la fórmula Fernández-Fernández, afirmando que “los trabajadores tienen candidato” y anticipando que “la dirigencia sindical va a confluir en la candidatura de Alberto y Cristina”. El gremialista consideró que además, ese proyecto político “no sólo va a permitir ganar las elecciones, sino que va a permitir gobernar”. “La figura de Alberto puede unir a muchos sectores que a veces no conjugan pero sí tienen relación con él”, concluyó en ese momento, y añadió que “es necesario que Massa se sume a este espacio”.

 

El “renunciamiento” de la senadora a encabezar la fórmula presidencial y la elección de Alberto Fernández para ese lugar abrió excelentes posibilidades para reconstruir una relación con la central obrera que haga borrón y cuenta nueva tras las tensiones que marcaron la relación durante el último mandato de Cristina.

 

Los gremios comienzan a cerrar filas respecto de las ofertas electorales, esperando sumarse a una propuesta. La semana pasada, el partido de Hugo Moyano anunció su apoyo a la fórmula Fernández-Fernández y se espera que hagan lo mismo al menos dos versiones de la CTA (que forman parte de la unidad en acción con el moyanismo y el Frente Sindical) y la Corriente Federal. Con la CGT, se completaría el abanico de apoyos desde el movimiento obrero.

 

En tanto, otros espacios tienen un limitado acercamiento a los gremios. Roberto Lavagna se lanzó la semana pasada con un grupo de ellos. En primer lugar, están los gastronómicos de Luis Barrionuevo y se suman otros de las 62 Organizaciones Peronistas que lidera Horacio Benítez. Ellos serán los que pondrán la logística territorial tan necesaria para la campaña y para contar los votos en las 80 mil mesas que se distribuyen en todo el país para una elección presidencial, aseguran desde el sector.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS