martes 18 de junio de 2019 - Edición Nº3290

Policiales | 10 jun 2019

ALLANAMIENTOS

Cayó otro integrante de “Los Gomorra” por el crimen del sodero de El Jagüel

Ya hay cuatro detenidos por el asesinato de Horacio Cárdenas, fusilado de un disparo en el pecho durante un intento de robo ocurrido el 11 de mayo.


El 11 de mayo pasado alrededor de las cinco de la tarde, Horacio Cárdenas, un repartidor de soda de 48 años, fue asesinado de un disparo en el pecho en medio de un intento de robo mientras trabajaba junto a un compañero en la localidad de El Jagüel, partido de Esteban Echeverría. Días más tarde, la Policía detuvo a tres integrantes de una banda delictiva denominada “Los Gomorra”. Sin embargo, faltaba uno, cuya detención se confirmó este fin de semana.

 

El arresto del último sospechoso se concretó este sábado en el marco de siete allanamientos realizados en las localidades de Luis Guillón, Monte Grande y el partido de Merlo, por parte de personal de la Policía Bonaerense.

 

Con la aprehensión del último prófugo, que se suma a las detenciones de los jóvenes de 17, 18 y 20 años, entre los cuales se encontraba el presunto autor del asesinato, se cerraría la primera etapa de la investigación, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Descentralizada de Esteban Echeverría, que caratuló la causa como “homicidio criminis causa, robo calificado y robo calificado por el empleo de arma de fuego reiterado”.

 

Durante los procedimientos también fueron detenidos un hombre de 59 años de nacionalidad uruguaya y dos mujeres, una de ellas imputada por el delito de tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil. Como elemento de prueba, secuestraron un auto Chevrolet Corsa con una cédula falsa, 60 dosis de paco, una escopeta Rubi Extra 5212 calibre 28, una pistola calibre 32 con 16 proyectiles y una pistola Bersa calibre 22 con cargador y diez municiones, que tenía pedido de secuestro activo por el delito de hurto simple, ordenado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 20 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

 

La principal hipótesis que manejan los investigadores es que luego de concretar dos robos, los imputados intentaron asaltar a Cárdenas para robarle la recaudación del día. En medio del forcejeo con el hombre, que descendió del vehículo con el que realizaba los repartos en la esquina de Saavedra al 2600, el delincuente de 18 años lo fusiló de un balazo en el pecho, por lo que horas más tarde, la víctima falleció en el Hospital Santamarina.

 

Los agresores huyeron inmediatamente, pero las motos en las que se trasladaban fueron registradas por cámaras municipales y comerciales, lo que permitió desplegar tareas de inteligencia con las que se estableció el domicilio en el que se encontraban los sospechosos. Otro dato preciso fue la forma de hablar de uno de los detenidos, que fue reconocida por una de las personas robadas por su dificultad para pronunciar palabras debido a la falta de piezas dentales.

 

Cuando cayeron “Los Gomorra”, denominados así por una película y serie italiana que refleja la vida de unos jóvenes violentos dedicados a la delincuencia, se secuestró el arma con la que habrían matado a Cárdenas, además de prendas y cascos que los delincuentes llevaban puestos ese día.

 

Una particularidad del accionar de los acusados es que tiraban en el techo de las casas la documentación robada a sus víctimas, modalidad por la cual se les atribuyen varios hechos similares en las localidades vecinas de Longchamps, Burzaco y Lomas de Zamora.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS