sábado 25 de mayo de 2019 - Edición Nº3266

Gremiales | 15 may 2019

TRANSPORTE

Choferes del Expreso Lomas reclaman salarios caídos y un plan para salvar la empresa

A más de 60 días de que se paralizara el servicio, hubo una nueva marcha para pedir una solución de fondo. Como no se pueden usar subsidios, se propuso conseguir financiamiento para pagar haberes y poner en marcha los colectivos en condiciones de trabajar. Hoy habrá una presentación y se podrían tomar nuevas medidas.


Por:
Diego Lanese

Hace más de dos meses que las líneas que forman parte del Expreso Lomas dejaron de prestar servicio, en el marco de un conflicto de varios años que dejó sin servicio a miles de usuarios del sur del Conurbano bonaerense. Los trabajadores vienen reclamando una solución que permita poner en marcha un servicio de emergencia con los coches que todavía están en condiciones, pero la falta de fondos no permite dar este paso.

 

Esta semana, los choferes se movilizaron para pedir a las autoridades laborales que aprueben un plan que permita a los colectivos volver a circular. Además, pidieron por los salarios atrasados, que no fueron pagados porque se dejaron de recibir los subsidios que envía el Estado nacional. Hoy habrá una audiencia para intentar resolver la situación.

 

Ya son 64 los días que las líneas 165, 112 y 243 dejaron de circular, por el conflicto en la emblemática empresa del sur de la provincia de Buenos Aires. Ante esto, los choferes protagonizaron una marcha a la Secretaría de Trabajo en Capital Federal, reclamando una solución de fondo a la situación, que involucra a unos 400 trabajadores. Los empleados piden, entre otras cuestiones, que les sean entregadas las unidades para poder salir a trabajar y retomar el servicio, porque, además, afecta a más de 50 mil usuarios. Por la parálisis, comenzaron a retrasarse el pago de los salarios.

 

“Más allá de la reactivación de las líneas, marchamos para el pago de haberes del mes de abril”, explicó Leandro Fernández, vocero de los choferes de la empresa. En diálogo con Política del Sur, agregó que si bien existe una medida cautelar para que el Estado nacional pague los subsidios necesarios para normalizar los pagos, la Secretaría de Transporte afirma que esos fondos se entregan de acuerdo a los kilómetros que hacen los coches y los boletos. Como no hay eso, no pueden entregar subsidios.

 

Al caerse este amparo judicial, los empleados se quedaron sin recursos para recibir sus pagos. “Lo que dieron como alternativa es pedir una financiación que permita pagar los sueldos, y para arreglar los coches y salir a trabajar”, agregó Fernández. Al margen de esta propuesta informal, los choferes “no nos llevamos ninguna respuesta concreta”, señaló.

 

La empresa nuclea a 400 empleados que se encuentran en retención de tareas hasta que les sea garantizada la “estabilidad laboral”, remarcaron al Ministerio de Transporte. Las líneas brindan el servicio para 50 mil pasajeros, según estimaciones de los choferes.

 

El conflicto se arrastra desde 2018, cuando los empleados concretaron más de un mes de paro por la falta de vehículos para circular. La Justicia intervino y dispuso a la empresa alquilar unidades a firmas afines. A principio de año, Expreso Lomas dejó de pagar el alquiler y los choferes retomaron las medidas de fuerza.

 

Por el momento, el futuro de la línea no está claro. Hoy los choferes realizarán una serie de presentaciones para determinar si la propuesta del financiamiento es viable. Además, habrá una asamblea de trabajadores para definir si se toman medidas para apoyar esta postura.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS