domingo 26 de mayo de 2019 - Edición Nº3267

Tristán Suárez | 14 may 2019

Aníbal Biggeri: “El triunfo fue un desahogo”

El entrenador de Tristán Suárez dialogó con Deportes del Sur luego de la victoria ante Talleres de Escalada, y destacó que se fue muy contento porque se llevaron un buen triunfo.


El conjunto de Aníbal Biggeri ganó por la mínima al Tallarín el sábado por la tarde en condición de visitante por la fecha 37 de la Primera B Metropolitana. Con este resultado, el equipo cortó una racha de diez encuentros sin victorias.

El director técnico del Lechero aseguró que el triunfo fue un "gran desahogo para todo el plantel", y destacó que necesitaban "un vestuario con música", algo que por suerte se le dio en esta oportunidad.

"Lo necesitábamos desde lo anímico y desde la confianza de los chicos. Hoy hubo mucha entrega por parte de los chicos. Me gustaría tener un vestuario con música, y hoy lo hubo. Por eso me fui muy contento", manifestó Biggeri.

Sobre el partido

Haciendo un análisis del encuentro, Biggeri explicó que "Talleres tuvo más opciones en el primer tiempo", mientras que Tristán tuvo dos o tres, pero las supieron "aprovechar".

"Creo que en el primer tiempo Talleres tuvo más opciones, llegaron más que nosotros. Nosotros tuvimos dos o tres, pero las pudimos aprovechar. En el segundo tiempo nos agrupamos bien y creo que a Talleres le costó entrar", repasó.

Además, el entrenador del Lechero fue autocrítico y comentó que, a pesar de haber aprovechado las oportunidades, "el resultado justo era un empate".

"El primer tiempo de Talleres fue muy buen partido. Nosotros pudimos aguantar el segundo tiempo, eso nos permitió sacar adelante el partido. Lo pudimos aguantar, aunque el resultado justo era un empate", analizó Biggeri.

Lo que viene

El Lechero volvió al triunfo luego de diez partidos. Fue la primera victoria de Biggeri como entrenador de Suárez. Ahora el equipo de Ezeiza deberá recibir a San Miguel por la última fecha del torneo, donde irán por la victoria para cerrar el año con otra imagen.

"Me voy muy contento por todo el esfuerzo que hicieron los jugadores. Los chicos hicieron un gran sacrifico. Están entendiendo el juego y lo que uno pretende. Por mí, también estoy feliz, pero también hay que saber que tenemos un duro trabajo de acá en adelante. Sentimos el apoyo de todos, y eso nos alegra", concluyó Aníbal Biggeri.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS