domingo 26 de mayo de 2019 - Edición Nº3267

Provincia | 14 may 2019

ECOS DE LA ELECCIÓN EN CÓRDOBA

Alfonsín afirmó que el desafío no es “ampliar Cambiemos, sino armar un frente que no excluya a nadie"

Tras el categórico triunfo del gobernador peronista y candidato de Hacemos por Córdoba, Juan Schiatetti, en las elecciones del domingo en esa provincia, los referentes del radicalismo y distintas fuerzas políticas se reunieron junto al precandidato a presidente Roberto Lavagna para avanzar en el armado de un frente amplio de cara a los comicios de octubre.


A pocos días del cierre de listas para los comicios de octubre y en medio de un año convulsionado por la fuerte crisis económica que azota al país, el exministro de Economía y precandidato a presidente, Roberto Lavagna, mantuvo un encuentro con distintos referentes del arco político para avanzar en el armado de un frente electoral amplio.

El dirigente se reunió ayer con el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz; el senador nacional del Partido Justicialista (PJ) Miguel Ángel Pichetto; los dirigentes del radicalismo Ricardo Alfonsín, Federico Storani y Juan Manuel Casella; y el diputado Sergio Abrevaya, en representación de la líder del GEN, Margarita Stolbizer.

En ese contexto, antes de comenzar la reunión, el dirigente radical Ricardo Alfonsín dialogó con Política del Sur y manifestó “la necesidad de buscar un acuerdo,  consensos y programas que puedan darles certezas a los argentinos de que no se repita la experiencia anterior al 2015 ni la posterior”.

El referente boina blanca aseguró que esa propuesta “es lo que demanda la mayoría de los ciudadanos argentinos”, y aclaró que “sin embargo, una alternativa que dé respuesta a esta demanda no existe todavía”.

“Hay que construirla entre todos y estamos trabajando para configurarla. Esperemos que la Unión Cívica Radical en la Convención del 27 de mayo dé un paso importante hacia esa dirección”, anheló.

En tanto, aspiró a que “lo que decida la Convención Nacional” sea “lo que es mejor en función del país y no lo que es mejor para las fuerzas que componen Cambiemos y la carrera política de cada uno de sus miembros”.

No obstante, aclaró que este encuentro no se traduce como un gesto directo de apoyo a la candidatura de Lavagna y expresó que “lo primero es la decisión de la Convención de conformar un nuevo frente”. Asimismo, señaló que no se trata de “ampliar Cambiemos ni de invitar a otros partidos a integrar la coalición”, y objetó que “Cambiemos no está en condiciones de hacer muchas invitaciones”.

Alfonsín consideró que el objetivo será “conformar un nuevo frente que no excluya a nadie y donde nadie se sienta excluido”, y que “incluya a los que hoy están en el frente Cambiemos, pero también al GEN, al socialismo, a sectores del peronismo que no están dentro de Unidad Ciudadana, sectores civiles que nuclean a jubilados o sectores de pymes, y que coincidan dentro del programa, como condición del acuerdo”.

En este sentido, destacó que no le cierran las puertas al PRO para la conformación de este nuevo esquema de gobierno. Aseguró que el proyecto en camino “es algo que supera, trasciende y que corrige a Cambiemos”.

Y añadió: “Cambiemos no es algo inmejorable. Si nosotros decimos que lo que propone la Unión Cívica Radical rompe Cambiemos, estaríamos diciendo que rompe la alianza con los que hoy están en ese espacio, y no es así. Eso lo tendrán que decidir los otros partidos. Lo que nosotros proponemos es que, con los actores que están hoy en Cambiemos, conformar un nuevo frente con un programa distinto para enfrentar las elecciones y los desafíos del nuevo gobierno”.

Ante la posibilidad de que la Convención del partido centenario ratifique su continuidad dentro de Cambiemos, indicó que “habrá cometido el error de dejar sin alternativa a la mayoría de la sociedad, obligándola a votar entre dos opciones que no considera las mejores”.

Elecciones en Córdoba

Por otro lado, consultado sobre el categórico triunfo del peronismo en las elecciones gubernamentales cordobesas de la mano del gobernador Juan Schiaretti frente a su contrincante Mario Negri, opinó que los resultados “eran previsibles”.

Sin embargo, sostuvo que no sería acertado que unas elecciones influyan en la decisión del partido sobre el futuro del armado electoral. Sobre ello, formuló: “Una elección es una encuesta irrebatible. Decidir una postura en la Convención por un resultado electoral sería como decidir en función de las encuestas. Ojalá que el próximo gobierno reúna las fuerzas que propongan un programa de gobierno distinto al que se aplicó durante estos dos años porque creen que eso es mejor que el actual.”

También, destacó que la durabilidad del gobierno de Mauricio Macri no depende de su figura, sino de “sus políticas”, y determinó: “Si Macri le dice a los argentinos que, en el caso de ser reelecto, haría exactamente lo que hizo hasta ahora porque no hay otro camino, porque no hay otra alternativa, y que haría lo mismo de manera más rápida, no creo que gane las elecciones. Serían los argentinos los que no votarían por esa alternativa si tienen la posibilidad de contar con otra en el 2019.”

Además, negó que la UCR se fraccione si la Convención ratifica su permanencia en Cambiemos. “A pesar de las diferencias que he tenido con referencia a las actitudes del partido desde el 2015 en adelante, siempre ha sido orgánico. No puedo decir lo mismo de Córdoba, donde el candidato de Cambiemos no fue orgánico con la UCR. Yo soy orgánico en el 2015, 2017 o 2019”, sentenció.

Por último, envió sus condolencias a la familia del Héctor Olivares, el diputado riojano que murió el domingo pasado como consecuencia de las heridas de bala recibidas el jueves último por la mañana en un ataque ocurrido en cercanías del Congreso Nacional, y expresó: “Era un amigo, una gran persona, muy buena, muy amable y muy cariñosa. Es una gran pena y espero que se esclarezcan los hechos.”

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS