domingo 26 de mayo de 2019 - Edición Nº3267

Cultura y Espectáculos | 6 may 2019

DESENCHUFADOS

Las Guitarras de Laprida buscan enraizar la peña tanguera en el Conurbano sur

El dúo de Lomas de Zamora pasó por el estudio de Radio Urbe para musicalizar la mañana y conversar sobre su deseo de crear y compartir peñas del género rioplatense en la región. Hablaron sobre la importancia de las políticas públicas para fomentar la cultura del tango en las nuevas generaciones y destacaron el rol y la participación de las mujeres y el activismo feminista en el espacio.


Para dar comienzo a un nuevo mes, el viernes último pasó por el Desenchufados de Política del Sur el dúo lomense Las Guitarras de Laprida, que integran Alejandro Forneiro y Kalén Ortiz, para musicalizar la mañana con agradables tangos y adelantarnos las propuestas que decidieron llevar a cabo este año para toda la comunidad del sur del Conurbano.

Ambos son estudiantes de la Escuela Municipal de Música Popular de Avellaneda (EMPA), querido hogar de cientos de artistas de la región. Años atrás se dieron cuenta de que querían emprender el camino del tango y la música popular y encaminaron hacia el embriagador ambiente de las cálidas zapadas que se crean en los barrios sureños de Capital Federal. “Movidas que acá no existen”, aclaró Ortiz.

“No existe tanto ese concepto acá de la guitarreada del tango, que quizás sí más en el folklore. Esto de juntarte en un bar después de que toque el grupo oficial y que se arme una peña en Capital pasa hasta altas horas del mediodía”, señaló.

Por este motivo, desde hace poco tiempo buscan atraer a los músicos jóvenes para compartir jornadas de guitarreadas y distintas expresiones populares en los espacios de la región. Cada lunes de por medio, Las Guitarras de Laprida se reúne en el centro cultural Casa Bestia, en Banfield, para dar lugar a la peña Bordona Oscura, donde practican y comparten experiencias musicales únicas en un ambiente conocido y amigable. “Un show con cantoras invitadas y después la famosa guitarreada”, detallaron.

Ortiz explicó que si bien “el tango históricamente fue bonaerense”, después del 55 se buscó “aniquilar el tango o extranjerizarlo”, y añadió: “Se quemaron discos, se prohibió gente. Hubo toda una política para destruirlo, y ahora estamos tocando la música que sale de la tierra, del Río de la Plata.”

Para Forneiro, los restos de la persecución vivida en las épocas oscuras de nuestra historia es el “tango for export”, que “no es la raíz o la esencia”, es decir, lo que “viene de la tierra, del barrio, de la gente que se juntaba a compartir”.

¿Pero por qué hay tan poca cultura de la peña en zona sur? Según los jóvenes músicos, se debe principalmente a la falta de costumbre en nuestra región, y además, por la complicada situación económica actual de los espacios culturales para sostener estas actividades.

“Es algo que se fue perdiendo, pero si le preguntamos a nuestros abuelos, te cuentan que bailaban en Burzaco, que se armaban milongas enormes en distintos barrios, y eso acá no pasa más”, lamentaron.

No obstante, aclaró Forneiro que “hay lugares”, pero que “quizás no está la costumbre de quedarse a guitarrear después de la función”. Y continuó: “En un principio íbamos a Capital, y después nos dimos cuenta que acá había muchísimas milongas pero no peñas. Digo peña como encuentro, ganas de tocar, de guitarrear.”

En este sentido, los músicos destacaron el rol de instituciones públicas como la EMPA, al indicar que “no sólo se fomenta el tango como tradición, sino que también es un renovatorio”. Celebraron las nuevas composiciones y la participación activa de las mujeres dentro del género. Afirmaron que la propuesta que están realizando en los centros culturales de la región “se nutre mucho de la EMPA y aparecen composiciones nuevas de compositoras”.

“Está buenísimo ese tipo de cosas porque el tango retrataba una época y mostraba las cosas como eran en muchos sentidos. Como hecho testimonial era muy interesante”, observó Alejandro, y destacó que, por ejemplo, “algunas letras de tango” evitan cantarlas y las tocan en su versión instrumental, como el caso de las letras de “Nunca tuvo novio”, de Enrique Cadícamo, y “Amablemente”, de Edmundo Rivero.

“Hay muchas composiciones que melódicamente son hermosas, pero las letras son polémicas, y tenemos que abrir el juego a nuevas composiciones y a las pibas, que tienen mucho para decir”, manifestó.

Finalmente, Ortiz destacó: “La EMPA es un lugar hermoso por su enseñanza en el tango y toda la cultura popular. Es importante que existan instituciones como esta, que están siendo fuertemente desfinanciadas por el gobierno de María Eugenia Vidal. Es importante ir a estos espacios, aprovecharlos, recomendarlos y no dejarlos caer, porque la cultura es eso y hay que sostenerla con la educación pública.”

Las Guitarras de Laprida se presentará hoy en la peña Bordona Oscura a partir de las 21 en Casa Bestia (Alsina 103, Banfield), y luego en el ciclo espiral en Oveja Roja (Portela 131, Lomas de Zamora), también jueves de por medio.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS