viernes 19 de abril de 2019 - Edición Nº3230

Tristán Suárez | 14 abr 2019

Primera B Metropolitana

Estreno en cero 

En el debut de Aníbal Biggeri como entrenador del Lechero, Tristán igualó 0-0 ante Defensores Unidos como visitante, y quedó a 4 puntos del ingreso al reducido.


En el marco de la fecha 33 de la Primera B Metropolitana, el Lechero empató sin goles ante CADU en el debut de Aníbal Bigerri como entrenador de Tristán Suarez. Con este resultado, el equipo de Ezeiza quedó a 4 puntos del reducido.

La parada que le tocó al equipo de Biggeri era compleja. Debía visitar a un equipo que viene peleando junto a ellos el ingreso al reducido,pero el encuentro era en su estadio, con toda su gente. Sin embargo, a pesar de todo el marco mencionado, pudieron sacar un punto importante luego de un aburrido partido.

Si bien el marco daba para que el Lechero vuelva a sumar de a tres para así arrimarse de lleno a la pelea por el reducido, enfrentó a un rival que también está detro de esa pelea. Por lo tanto, de ser su primer partido como entrenador, y con tan poco tiempo de preparación el punto no es un mal resultado.

El primer tiempo se destacó por ser un poco aburrido. Ambos equipos pretendían tener el dominio del balón para poder crear alguna situación clara a convertir, sin embargo, tanto CADU como el Lechero no quisieron arriesgar de más.

La primera e única del encuentro fue para el local, con una buena intervención de Facundo Laumann. El central empujó con su cabeza el balón que rozó el palo derecho. Fue una gran situación para que CADU, que si no hubiera sido por la buena fortuna de palo, se hubieran ido al desando con el marcador a su favor.

En el complemento Tristán Suarez salió a buscar el partido. El equipo de Biggeri pretendía volverse hacia Ezeiza con tres puntos importantes. La primera del ST fue producto de un pelota parada. El Lechero avisó con un tiro libre de Gerardo Martínez. La ejecución del mediocampista impactó en el ángulo superior izquierdo del arco. Increíble el gol que se perdió la visita.

Fueron pasando los minutos en Zárate, y el partido se iba apagando de a poco. Si bien ambos equipos continuaron con la búsqueda de abrir el marcador, el arco de ambos estaba cerrado y no dejaba que ninguna pelota ingrese.

Tristán Suarez se trajo un punto importante de cara a la pelea por el ingreso al reducido. Hoy el punto obtenido en Zárate no cambió mucho el panorama del Lechero, pero está en Aníbal Biggeri revertir esta situación y hacer valioso el punto obtenido. Todavía hay muchos puntos en juego, están a 4 del reducido. Todo puede suceder.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS