miércoles 19 de junio de 2019 - Edición Nº3291

Avellaneda | 15 abr 2019

En Villa Domínico

El peronismo bonaerense juntó a sus precandidatos a gobernador y logró su foto de unidad

Con Máximo Kirchner como último orador, los aspirantes a la gobernación bonaerense Martín Insaurralde, Verónica Magario y Axel Kicillof compartieron un acto multitudinario. Además de las críticas al presidente Mauricio Macri y la jefa provincial María Eugenia Vidal, todos coincidieron en un alineamiento detrás de la senadora Cristina Fernández.


Por:
Por Federico Pokorowski

El peronismo de la provincia de Buenos Aires realizó una muestra de unidad congregando a los tres principales precandidatos a gobernador que se encolumnan detrás de la expresidenta Cristina Fernández. El último orador del multitudinario acto realizado el sábado en Avellaneda fue el diputado nacional de Unidad Ciudadana Máximo Kirchner.

En el Playón del Parque Dominico, los intendentes Verónica Magario y Martín Insaurralde, de La Matanza y Lomas de Zamora, respectivamente, y el diputado nacional Axel Kicillof, fueron los protagonistas de la foto de unidad del peronismo bonaerense, de cara a los comicios ejecutivos de octubre. Como avales de esta imagen, además del hijo de la senadora nacional, participaron los precandidatos a presidente Daniel Scioli y Felipe Solá, el presidente del Partido Justicialista provincial, Fernando Gray y el legislador nacional Fernando Espinoza.

En su discurso, Kirchner aseguró que el 27 de octubre Cambiemos “se va, porque este pueblo quiere que su esfuerzo se ponga en valor”, cosa que, aseguró, el presidente Mauricio Macri “parece no entender”

“¿El esfuerzo de tu pueblo lo ponés en valor cuando endeudás al país o cuando lo desendeudás?”, se preguntó ante los presentes.

 

 

Luego, el referente de La Cámpora contrapuso al líder de Cambiemos con el fallecido expresidente Néstor Kirchner, que cuando asumió en 2003 nunca se quejó de “pesadas herencias ni de los argentinos”.

“Me acuerdo cómo entró y que el día que le tocó irse de este mundo dejaba una Argentina en crecimiento y con una compañera al frente de la Casa Rosada capaz de resistir las presiones habidas y por haber con tal de defender a su gente”, afirmó, en referencia a Cristina Fernández.

Finalmente, Máximo Kirchner señaló que “no hay nombres ni apellidos milagrosos” para ganar las elecciones, sino que “tiene que haber un pueblo consciente”.

“Necesitamos que la Argentina vuelva a darse una oportunidad a sí misma, a no revolcarse en el lodo del dolor y el resentimiento ni señalar cómo votó cada uno en 2015, y que lo importante es cómo va a elegir en agosto y en octubre de 2019”, subrayó.

Previamente, Insaurralde señaló que el acto del sábado marcó una “nueva etapa del peronismo de la provincia”, afirmando que “acá quedan todas las diferencias de lado”.

El lomense manifestó un enérgico alineamiento detrás de la figura de Cristina, exigiendo a quienes dudan de la conducción de la exmandataria “que recorran la provincia, que vayan a cada uno de los barrios” y que vean “lo que la quieren y extrañan”.

“Animémonos a volver a gobernar esta provincia hermosa. Siempre que se cayó, se pudo volver a levantar, y lo hicimos nosotros, los bonaerenses. Con orgullo y muchas ganas, este 10 de diciembre vuelva a gobernar en la Argentina una gran presidente que se llama Cristina Fernández”, afirmó.

Además, el Intendente destacó la labor de sus pares peronistas bonaerenses que “se rompen el alma cuando el Estado (provincial) se corrió”. También, elogió a Magario y Espinoza por haber “transformando La Matanza”, a Solá por haber puesto “el pecho a la crisis” en 2001 y a Scioli por “su valentía y enorme orgullo”.

Kicillof hizo uso de la palabra luego del lomense, destacando que el intento de “dividir al campo popular” por parte de Macri “fracasó”, y aseguró que “el arma más valiosa” que tiene el peronismo para enfrentar a Cambiemos es “la militancia”.

“Esto se demuestra hoy Avellaneda. Tenemos la unidad de toda la oposición y los sectores para ganar las próximas elecciones”, afirmó.

Luego, el exministro de Economía definió a los gobiernos macristas de Nación y Provincia como “un fracaso histórico” y rechazó los intentos de la jefa provincial de diferenciarse del Presidente. “Macri te corta la cabeza y aparece Vidal con una curita”, ironizó.

“El problema de los argentinos son Macri y Vidal. El pueblo tiene la militancia y la unidad de los dirigente y para ganar estas elecciones tiene lo más importante, la conducción de Cristina Fernández”, afirmó.

 

“Necesitamos que la Argentina vuelva a darse una oportunidad a sí misma, a no revolcarse en el lodo del dolor y el resentimiento, ni señalar como votó cada uno en 2015 y que lo importante es cómo va a elegir en agosto y en octubre de 2019”, Máximo Kirchner.

Los dos primeros oradores de la jornada fueron los integrantes del binomio que gobierna La Matanza: Espinoza y Magario. La jefa comunal señaló que en la cita en Villa Domínico nació “el camino de la recuperación de derechos que vienen quitándonos hace más de tres años”.

“Al pueblo argentino y bonaerense hay que decirles que se terminó este maldito camino que nos lleva al fracaso, al hambre, a la falta de trabajo, a la inflación, a la recesión y a un país que no queremos ver más”, afirmó.

Y agregó: “Nos quieren decir que la política no sirve para nada. Las políticas públicas de gobiernos sensibles sirven para darle trabajo a la gente, educación a los niños y los jóvenes, salud integral y oportunidades de vivir. No como la gestión de Macri y Vidal, que deterioró a todos los bonaerenses.”

El exintendente de La Matanza, previamente, señaló que Macri y Vidal forman parte del “peor gobierno de la historia de la Argentina y la provincia”, y subrayó que el Presidente y la Gobernadora “son exactamente lo mismo”

A su vez, responsabilizó al Gobierno por las causas judiciales que pesan sobre la expresidenta y su hija, Florencia Kirchner, por lo que les exigió que “terminen con esta persecución y dedíquense a gobernar los seis meses que les quedan”.

“Esto va a ser una lección de clases. Ellos nacieron en cuna de oro, gobiernan para los ricos. Nosotros vamos a defender a la clase media, los jubilados, los trabajadores y los grasitas, los más humildes, como decía nuestra compañera Eva Perón”, arengó.

Previo al acto, varios de los dirigentes presentes participaron de la inauguración, encabezada por el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, de la primera pileta olímpica del municipio en el natatorio comunal. En esa inauguración, además del jefe comunal, hicieron uso de la palabra Solá y Scioli.

 

 

Entre los presentes en el acto también estuvieron el titular del gremio de Camioneros, Hugo Moyano; los diputados nacionales Eduardo “Wado” De Pedro, Andrés “Cuervo” Larroque, Leopoldo Moreau, Mayra Mendoza, Magdalena Sierra, Victoria Donda, Fernando Asencio; los intendentes Mariano Cascallares (Almirante Brown), Aníbal Regueiro (Presidente Perón), Andrés Watson (Florencio Varela), Mario Secco (Ensenada) Gustavo Arrieta (Cañuelas), Julio Zamora (Tigre), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Gabriel Katopodis (San Martín); el titular de Suteba, Roberto Baradel; el titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky; y el extitular de la AFSCA Martín Sabbatella.

También asistieron los senadores provinciales Darío Díaz Pérez y Santiago Carreras; los diputados bonaerenses Federico Otermín y Fabiana Bertino; la jefa de Gabinete de Cañuelas, Marisa Fassi; los concejales Edgardo Depetri (Lanús), Nicolás Mantegazza (San Vicente), Florencia Saintout y Victoria Tolosa Paz (La Plata); el referente del Movimiento Evita Fernando “Chino” Navarro; el ex secretario de justicia Julián Álvarez; entre otros.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS