viernes 19 de abril de 2019 - Edición Nº3230

Policiales | 11 abr 2019

INVESTIGACIÓN

Nuevo video del enfrentamiento en Avellaneda genera más dudas

Las imágenes muestran que los efectivos de la Federal abrieron fuego contra el comisario fallecido, contrario a la primera versión del caso.


Tras el feroz enfrentamiento que terminó con un comisario de la Policía Bonaerense muerto en medio de una presunta maniobra extorsiva descubierta por la Policía Federal, continúa el escándalo en ambas fuerzas tras la difusión de un nuevo video sobre la balacera, lo cual genera más dudas con respecto a la primera hipótesis del caso.

Pese a que en un principio se consolidó la versión de un intercambio de disparos en el marco de un enfrentamiento, la autopsia del cuerpo del agente fallecido y las nuevas imágenes que muestran el instante previo al hecho podrían desmentir esa posibilidad, tal como sostiene la familia de la víctima, que asegura que fue “ejecutado” por los efectivos federales.

El resultado de la autopsia determinó que el policía recibió siete disparos: cinco en la espalda y dos a la altura de la nuca, mientras que en el material audiovisual se ve la detención del capitán Eduardo Francinelli, presunto cómplice, y cómo los agentes de la Federal abren fuego contra el auto aparentemente conducido por el comisario Hernán Martín, quien murió en el acto.

"Está claro que a Martín lo asesinaron. En un enfrentamiento armado es normal que la persona reciba disparos de frente, no de atrás", aseguró el abogado de la viuda, Edgar García, en declaraciones al canal de noticias C5N.

Para la investigación a cargo de la fiscal María Soledad Garibaldi, de la UFI 4 de Avellaneda, no se descarta ninguna versión. Incluso, no se rechaza la posibilidad de que los miembros de la Federal no se hayan identificado y que uno de los oficiales heridos haya recibido los disparos por accidente de parte de su propio compañero.

El hecho

El tiroteo ocurrió el viernes 29 de marzo pasado en la localidad de Sarandí, partido de Avellaneda. Un día antes, una mujer se presentó ante la Justicia para denunciar que policías de la Bonaerense la habían interceptado y secuestrado en un auto para extorsionarla y exigirle un pago de 200.000 pesos a cambio de no armarles una causa narco a ella y a su marido.

Cinco efectivos de la Bonaerense están detenidos, acusados de pedir coimas a narcotraficantes que operaban en la zona, entre ellos Francinelli, el capitán que fue apresado en el lugar. El comisario mayor José Hernández, director de la Brigada en la que prestaban servicio todos los imputados, está prófugo con pedido de  captura.

En principio, se investigaba la presunta conformación de una banda criminal, integrada por efectivos de la DDI de Avellaneda y supuestamente comandada por Martín, con la que se realizaban maniobras extorsivas a ciudadanos y operativos ilegales. Sin embargo, la primera versión genera cada vez más dudas y no se descarta ninguna teoría.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS