miércoles 26 de junio de 2019 - Edición Nº3298

Nación | 8 abr 2019

INTERNA RADICAL

Alfonsín criticó la discusión por la Vicepresidencia: "Los problemas no se resuelven discutiendo candidaturas, sino con políticas"

A la espera de la convocatoria de la Convención radical para decidir la estrategia electoral de este año, el referente de la UCR desestimó la posibilidad de romper la alianza con Cambiemos y ratificó la idea de construir "un frente ampliado, con más sectores, que no deje a nadie afuera".


Mientras la cúpula de funcionarios del Gobierno y gobernadores evalúan la presentación de la fórmula oficialista con la participación de algún líder radical como vicepresidente para disipar la posibilidad de ruptura de Cambiemos impulsada por la Unión Cívica Radical (UCR), el dirigente Ricardo Alfonsín valoró el "reclamo de la mayoría de los ciudadanos" de "ampliar la alianza, sin dejar a nadie afuera".

Ante la denuncia por parte de algunos sectores del PRO por la falta de sostén dentro del radicalismo a la idea de encabezar un sismo en el frente a cargo del Ejecutivo nacional, Alfonsín dijo que no le preocupa "lo que puedan decir algunos dirigentes del radicalismo", pero durante una entrevista radial con Política del Sur cuestionó que "si les preocupa nada más lo que digan algunos dirigentes del partido, están cometiendo un error".

- ¿Qué opina de que un radical pueda competir por la vicepresidencia dentro de Cambiemos?

- Ojalá se abandone la idea de la vicepresidencia porque lo primero que tenemos que ponernos a discutir es cómo resolvemos los problemas de los jubilados, de los trabajadores, de la inflación, la pobreza, el desempleo. Que vaya el partido a decirle eso al Presidente, que los problemas no se resuelven discutiendo quién va a ocupar una candidatura, sino con políticas, y hay que cambiar las que se vienen aplicando. Ha quedado demostrado luego de tres años y medio de gestión que las políticas aplicadas por el gobierno del PRO -consentidas aunque sea por guardar silencio por la UCR- no eran las adecuadas para resolver los problemas. Tuvieron las mejores intenciones, pero con eso no alcanza. Y a juzgar por los resultados, los problemas no se resolvieron, sino que se agravaron más.

- ¿Cree que el radicalismo debe buscar otro norte para las próximas elecciones?

- En cada año de elección, el radicalismo tiene que definir la estrategia electoral. Ahora tiene que volver a definir su estrategia. La respuesta del 2015 que pudo ser acertada es hoy anacrónica, no se hace cargo de los cambios que subjetiva y objetivamente se han producido en la Argentina. La situación económica y social es más compleja, el ánimo de la sociedad es otro, las expectativas son otras, va a haber que enfrentar problemas muy difíciles en el futuro gobierno. Lo mejor que podría hacer el PRO es ampliar, crear un frente que contenga a más actores, no excluir a nadie.

- ¿Cuánto apoyo tiene la idea de romper con la Alianza?

- No proponemos dejar a nadie afuera, queremos ampliar, sumar más actores. A mí no me preocupa lo que puedan decir algunos dirigentes del radicalismo que no se cuán representativos son, me preocupa lo que digan los ciudadanos, y esto es lo que reclama la mayoría de los ciudadanos. Ahora, si a los radicales les preocupa nada más lo que digan algunos dirigentes del partido, están cometiendo un error. La sociedad no quiere volver a 2015 ni repetir este presente.

- ¿Cree que se podría llegar a romper con Cambiemos?

- Resulta más fácil decir eso y no ponerse a hablar de que efectivamente hemos avalado acciones que no eran las correctas. La UCR no hizo las cosas que dijo que iba a hacer. Esa omisión, ese incumplimiento del compromiso asumido al momento de celebrar ese acuerdo ha sido en parte responsable de que el PRO haya tomado decisiones que no eran, desde nuestro punto de vista, las más adecuadas. Nosotros queremos que haya un candidato radical, pero por ponernos a discutir eso, así está la política. Pareciera que lo único que les preocupa a los políticos son los cargos. Antes que cargos, tenemos que discutir programas, políticas de gobierno, coincidencias programáticas.

- ¿Roberto Lavagna podría ser una opción?

- El partido tiene una opinión muy positiva hacia Lavagna porque fue candidato nuestro, pero no se trata de eso. Primero quiero ver si podemos llegar entre distintas fuerzas que deberían llegar a un frente ampliado, qué políticas podemos aplicar. Después vemos quién va a ser el candidato.

- ¿Ese será un tema de discusión en la Convención?

- En la Convención deberíamos primero, antes de definir la estrategia electoral, hacer un balance de lo que fueron estos años de gestión. Es una reflexión necesaria si queremos tomar una decisión fundada. En segundo lugar, tenemos que ver si el partido gestionó de la mejor manera su pertenencia a Cambiemos. Después, definir un proyecto de país para ver si podemos acordar con las otras fuerzas que podrían integrar un nuevo frente que trascienda a Cambiemos sin dejar a nadie afuera, porque vamos a tener que enfrentar problemas muy difíciles y requiere de una fuerza de gobierno de mayor volumen político.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS