jueves 21 de marzo de 2019 - Edición Nº3201

Gremiales | 14 mar 2019

DESEMPLEO

La oposición insiste con un proyecto de ley para prohibir despidos y suspensiones

El bloque del Frente para la Victoria-PJ volvió a presentar un proyecto como el del 2016, aprobado por el Congreso pero vetado por Mauricio Macri. Pide que por 180 días se declare la “emergencia pública ocupacional”, evitando las suspensiones y despidos en el sector privado. Sólo en 2018 se perdieron alrededor de 200 mil puestos de trabajo registrados.


En 2016, la oposición aprobó una ley que suspendía los despidos, en el marco de los primeros coletazos de la crisis que ahora está en plena destrucción del empleo. La norma fue vetada por el presidente Mauricio Macri, lo que generó el inicio de la ruptura de la relación con los sindicatos. Esta semana, con el mercado laboral en plena explosión, el bloque del Frente de la Victoria-PJ insistirá con el tema. Así lo confirmo el vicepresidente de la Cámara de Diputados de la Nación, José Luis Gioja, quien propuso declarar la “emergencia pública ocupacional” por 180 días para prohibir, por ese término, los despidos y suspensiones en las empresas privadas. Lo hizo a través de un proyecto de ley.

 

El presidente del PJ nacional y exgobernador de San Juan explicó que impulsaba el proyecto porque consideraba que “el gobierno nacional viene haciendo agua en todos los aspectos de su gestión”. En ese marco, dijo que Cambiemos “no acierta en la política económica, en la política social, en la política educativa, en la de salud, en la de seguridad, y ha demostrado que ha fracasado rotundamente en la aplicación de políticas laborales”.

 

Para argumentar la iniciativa parlamentaria, Gioja hizo alusión a los datos recientes sobre despidos y suspensiones, que “reflejan la delicada situación económica y social que atraviesa nuestro país”.

 

Según datos oficiales, se perdieron 191.300 empleos registrados en 2018. La ola de cierres de empresas está creciendo y se pierden miles y miles de puestos de trabajo. “Situación que no es producto de una sequía o de turbulencias financieras, sino de la implementación de erróneas políticas públicas que constituyeron la mayor crisis desde el 2002“, afirmó.

 

En ese contexto, dijo que la prioridad es “preservar las fuentes de trabajo para garantizar la situación social de quienes aún conservan su empleo”, y agregó: “Los embates de este gobierno son permanentes y hasta se espera que se agraven en lo sucesivo con más despidos y más tarifazos. Por lo tanto, insistiremos con la protección del trabajo de los argentinos, pese al negacionismo del Gobierno.”

 

Acompañaron el proyecto sus compañeros de bloque Cristina Álvarez Rodríguez, Gustavo Fernández Prati, Fernanda Vallejos, Alicia Soraire, Roberto Salvarezza, Daniel Filmus, Sergio Leavy, Adrián Grana, Mónica Macha, Nilda Garré, María Emilia Soria, Analuz Carol, Silvina Frana y Leopoldo Moreau.

 

La primera ley contra los despidos fue apoyada por varios bloques opositores, pero el rechazo del oficialismo terminó en el veto. En esos días, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, justificó la decisión anunciada por el presidente Mauricio Macri porque la norma aprobada en el Congreso "tiene que ver más con especulación política que con la intención de verdad de ayudar a los trabajadores".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS