viernes 22 de marzo de 2019 - Edición Nº3202

Gremiales | 13 mar 2019

MERCADO LABORAL

Primeros pasos de la cooperativa de los trabajadores de Canale Llavallol

La flamante Cooperativa de Trabajo Metalúrgica de Llavallol (Cotramell) fue reconocida por la Justicia, y basta que se declare la quiebra de la empresa para comenzar a operar. Por el momento realizan tareas de mantenimiento. Por esta medida, la semana pasada se levantó el acampe, que estuvo más de 120 días resistiendo el cierre.


Por:
Por Diego Lanese

Luego de más de cuatro meses de lucha, que incluyó movilizaciones, festivales y otras actividades, los trabajadores de Canale Llavallol levantaron la semana pasada el acampe frente a la planta, luego de que fuera reconocida la cooperativa formada para intentar la continuidad laboral. A partir de esto, nace una nueva empresa, que comenzará a realizar tareas para levantar la firma metalúrgica, que en noviembre quebró en la provincia de Buenos Aires, Catamarca y Mendoza, y dejó a centenares de personas en la calle. A partir del visto bueno de la Justicia, la Cooperativa de Trabajo Metalúrgica de Llavallol (Cotramell) será el puntal de una nueva empresa recuperada. Los empleados festejaron este paso, aunque advierten que la tarea que los espera “es muy dura”.

 

El reconocimiento de Cotramell permitió levantar el acampe de cuatro meses, que movilizó a organizaciones sindicales y sociales de la región que apoyaron la pelea de los empleados de Canale. “Por el momento estamos haciendo tareas de mantenimiento, a la espera de que la Justicia determine la quiebra definitiva que nos permita comenzar a trabajar como cooperativa”, le dijo a Política del Sur Nicolás Macchi, delegado de los empleados y flamante presidente de la cooperativa.

 

Para que se comience a producir -remarcó Macchi- es necesario que la Justicia dicte la quiebra definitiva de la firma que hasta la crisis manejaba Canale. Cabe recordar que las cuatro plantas que operaban hasta el año pasado en el país con la marca estaban bajo distintas razones sociales. Las tres se declararon en quiebra.

 

La cooperativa se formó con el 70 por ciento de los empleados de piso que reclaman la ley. Al momento del cierre había 185 empleados, y hoy Cotramell está formada al menos por 60 de esos ellos.

 

La decisión final sobre la recuperación de Canale la tomará la justicia de Catamarca, que tiene la causa de la quiebra de la razón social de la empresa que operaba la planta del distrito de Lomas de Zamora. Por eso, un grupo de trabajadores viajó a esa provincia con el objetivo de reclamarle al juez que acelere los tiempos para poner en marcha el plan de recuperación.

 

Durante los cuatro meses de lucha, que incluyeron 120 días de acampe, se realizaron diversas actividades frente a la fábrica, ubicada en la esquina de Libres del Sur y Camino Santa Catalina. Incluso, los operarios ofrecieron sus servicios a la comunidad, como una forma de sostenerse, ya que desde noviembre no recibieron los salarios.

 

Antes, la empresa comenzó a pagar salarios en cuotas, como parte de la crisis. De hecho, los empleados pusieron una parrilla en el lugar donde vendían comida para sostener el fondo de huelga. “La solidaridad de la comunidad fue total, se acercaron siempre a ayudarnos”, destacó Macchi. 

 

Desde el 2015, cuando la empresa presentó el preventivo de crisis, hubo despidos y retrasos en los sueldos, lo que generó el primer plan de lucha. Desde ese momento hasta hoy hubo momentos de tensión que terminaron en el cierre de la planta.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS