sábado 25 de mayo de 2019 - Edición Nº3266

Gremiales | 11 mar 2019

PARITARIA DOCENTE

Por efecto de la inflación, el 80 por ciento de los maestros está bajo la línea de pobreza

Lo denuncia un trabajo del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), que comparó los ingresos de los maestros en todo el país respecto de la inflación. El desplome de los salarios se contrasta con lo sucedido en junio de 2017, cuando sólo el cero por ciento de los docentes estaban bajo la línea de pobreza.


Por:
Por Diego Lanese

Luego de los tres días de paro, hoy deberán iniciar normalmente las clases en todo el país. Pese a que sólo seis provincias acordaron paritarias, y sin negociación salarial abierta, el mapa del ciclo lectivo en 2019 vuelve a ser complicado, y la mayoría de las jurisdicciones están en pleno conflicto. En medio de esta disputa, que enfrentó a la dirigencia gremial con funcionarios del oficialismo, se conoció un estudio que denuncia el retraso de los salarios de los docentes.

 

Según informa el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), el 80 por ciento de los maestros ganan salarios “por debajo de la línea de la pobreza”. El estudio, al que tuvo acceso Política del Sur, afirma que desde el 2017 esta realidad se acrecentó de manera acelerada, ya que a junio de ese año sólo un 10 por ciento estaba en esa condición. Por eso, los gremios reclaman un resarcimiento salarial que incluya los porcentajes perdidos el año pasado. Respecto de las jornadas de protesta, hubo un balance positivo por el alto acatamiento y promesas de continuar la lucha hasta tener respuesta del Ejecutivo nacional.

 

El trabajo del CEPA se conoció la semana pasada en plena disputa por el inicio de clases y el paro de 72 horas lanzado por Ctera y otros sindicatos con representación nacional. De acuerdo al trabajo, a partir del promedio de salario bruto para un docente de educación primaria, jornada simple y enseñanza común con diez años de antigüedad, “el 80 por ciento de los docentes de la Argentina se encuentra por debajo de la línea de pobreza regional de INDEC”.

 

El CEPA aclara que el cálculo realizado “es solo a modo ilustrativo ya que en la consideración de pobreza por ingresos intervienen otras variables como la cantidad de miembros y el ingreso familiar total”. “Es decir, hay docentes que pueden estar o no por debajo de la línea de pobreza tomando en cuenta estas variables, independientemente del salario docente que perciban. Sin embargo, la estimación de una serie homogénea de salarios en relación a una serie homogénea de canasta básica total permite la comparación en el tiempo, tal como se realiza en el presente trabajo”, agrega el informe, a cargo del economista Hernán Letcher. Además, asegura que “sólo siete provincias presentan promedios salariales por encima de la línea”.

 

La caída de la mayoría de los gremios por debajo de la línea de la pobreza se dio por la abrupta devaluación del peso, que empujó los precios, y una paritaria que estuvo en el mejor de los casos 15 puntos por debajo de ese índice. “Si se considera el mismo cálculo para junio de 2017, los guarismos se invierten: casi el 90 por ciento se encontraba por encima de la línea de pobreza regional para una familia tipo”, denuncia el informe de CEPA, y añade que “la cercanía del salario docente a la línea de pobreza provocó que, ante un cambio significativo en el nivel de precios y por ende en los salarios reales en 2018, una sensible porción de los docentes pasara a ubicarse por debajo de esta línea, invirtiendo totalmente la relación”.

 

La semana pasada, los gremios docentes encabezados por Ctera, SADOP, DAC y otros de representación nacional realizaron un paro de cuatro horas para pedir por la paritaria en todo el país “Han eliminado la paritaria nacional, han llevado el salario docente al peor momento desde los 90“, denunció Sonia Alesso, titular de la Ctera, durante el acto central realizado en Plaza de Mayo.

 

Entre otros puntos, la dirigente recordó que los funcionarios del Gobierno “han eliminado el Fondo Compensador de Desigualdades Salariales y estancado el FONID, afectando a las provincias más pobres”. “Vamos a seguir luchando, les decimos que somos la dignidad con guardapolvo blanco, que no pudieron con nosotros y que no podrán. Porque a los que nunca, nunca pasaron por la escuelas, nosotros les decimos que marchamos y paramos contra la desidia y la violencia del discurso”, agregó.

 

En este punto, el informe de la CEPA aborda la importancia de recuperar la paritaria nacional docente, puesta en marcha por ley pero anulada por el gobierno de Mauricio Macri, que decidió establecer el piso salarial a partir del mínimo, vital y móvil. Según el trabajo del centro, la paritaria nacional permitía, entre otras cuestiones, la discusión sobre el monto a percibir del Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID).

 

“Si se considera el salario original de 2018 para los salarios bonaerenses, pero estimando la evolución del FONID, según la variación salarial del resto de los ítems a lo largo de ese año, el salario anual hubiese sido 4.857 pesos más elevado, es decir, 2,11 por ciento por encima del salario actual. Si, en cambio, el FONID hubiese variado considerando la evolución de 2017 o de 2016, entonces el salario docente bonaerense hubiese sido 3,95 y 4,3 por ciento superior al actual, es decir, 9.115 y 9.893 pesos anuales más respectivamente”, concluye el trabajo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS