viernes 22 de marzo de 2019 - Edición Nº3202

Gremiales | 7 mar 2019

PARO DOCENTE

Cruces entre el Gobierno y los gremios por la adhesión a la primera jornada de protesta

Desde el Frente de Unidad dijeron que el primer día del paro de 72 horas llamado por la Ctera tuvo en la provincia un “acatamiento masivo”, pero desde la gestión de María Eugenia Vidal intentaron minimizar el impacto. Otra vez habrá descuento a quienes se suman a las jornadas. “No nos amedrentan”, contestaron los sindicatos.


Con una marcha de todos los niveles a Plaza de Mayo, se llevó a cabo ayer la primera jornada del paro de 72 horas lanzado por los gremios docentes, que incluye a los niveles inicial, medio y universitario, y que mostró un alto nivel de unidad entre las distintas partes.

 

Pese a las críticas de los funcionarios nacionales y de las distintas jurisdicciones, la jornada de protesta contra un nuevo año sin paritaria nacional, y en el marco de la falta de acuerdo en al menos la mitad de las provincias, tuvo un alto impacto y generó cruces sobre el nivel de adhesión. Mientras que la dirigencia sindical habló de “masivo acatamiento”, funcionarios intentaron minimizar el impacto y se mostraron en distintos actos inaugurando el ciclo lectivo.

 

La primera jornada de paro docente disparó la habitual polémica sobre los niveles de acatamiento a la medida de fuerza, ya que mientras los gremios la estimaron en 90 por ciento, el gobierno bonaerense dijo que rondó el 40 por ciento. Además, advirtió que descontará los días de paro, como lo viene haciendo en cada conflicto.

 

El dato oficial en la provincia de Buenos Aires surgió de relevar 9.838 escuelas públicas a través de 135 inspectores distritales, 1.770 inspectores y más de 9.000 directores de escuelas. La adhesión habría sido fuerte en distritos del Conurbano, en especial en el partido de La Matanza. En La Plata, una mayor cantidad de docentes se plegaron al reclamo y oscilan entre 85 por ciento relevado por Udocba y el 90 por ciento que pudo registrar Suteba.

 

La administración de María Eugenia Vidal envió inspectores a controlar el grado de acatamiento de docentes y a hacer un relevamiento para poner en marcha el descuento del día no trabajado. El director general de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Sánchez Zinny, afirmó que la administración bonaerense no entiende por qué los docentes decidieron ir a una huelga cuando la paritaria se encuentra abierta. El funcionario señaló, además, que el Gobierno decidió que se abran todas las escuelas y los comedores, dado que si bien hay docentes de paro, también hay maestros que decidieron no adherir para no sufrir el descuento por día no trabajado.

 

Vidal se presentó en la Escuela Primaria N° 37 de Villa Bosch, a la que concurren 400 chicos, para dar apertura al ciclo lectivo 2019, donde agradeció a los maestros que decidieron no adherir a la huelga de 72 horas convocada por el Frente de Unidad Docente Bonaerense.

 

En tanto, fuentes del gremio mayoritario Suteba rechazaron el bajo acatamiento y denunciaron que “pese a los intentos de amedrentar directores y docentes”, el paro “tuvo un alto acatamiento”. “La convicción de los trabajadores y la comunidad pudieron más que las amenazas, incluyendo descontarles los días a quienes ejercen su derecho constitucional de hacer huelga”, sostuvo la fuente consultada por Política del Sur.

 

En Plaza de Mayo, todos los gremios del sector participaron de una marcha donde rechazaron la política del oficialismo para todos los niveles. Además de paro de los gremios nacionales, hubo protesta de los universitarios, que siguen sin lograr cerrar la paritaria del año pasado.

 

Desde este sector, el secretario general de la Fedun, Daniel Ricci, se refirió a la preocupante situación nacional y expresó la necesidad de convocar de forma urgente a un paro nacional de todo el movimiento obrero “que le haga sentir a este gobierno que necesitamos un cambio de rumbo en la política económica”. El dirigente incitó a no abandonar la lucha y a mantener la unidad de los trabajadores, para continuar los reclamos “hasta el último día en que exista un gobierno neoliberal en nuestra patria”.

 

Entre los reclamos, todos los dirigentes coincidieron en exigir la paritaria nacional para docentes de educación inicial y media, la recomposición salarial en todos los niveles, y la sanción urgente de una ley de nacional de Boleto Educativo y una ley nacional de Derechos Estudiantiles.

 

Finalmente, Ricci llamó a continuar el plan de lucha el próximo 8 de marzo, “acompañando a todas las mujeres, para que haya una verdadera igualdad de género en nuestro país”, y el 24 de marzo “movilizándonos con nuestras queridas Abuelas y Madres de Plaza de Mayo para que nunca más vuelva a haber un genocidio".

 

El plan de lucha continuará, según lo acordado por los gremios docentes, los jueves y viernes 8 de marzo, este último en el marco del Paro Internacional de Mujeres.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS