domingo 19 de mayo de 2019 - Edición Nº3260

Avellaneda | 5 mar 2019

PARITARIA DEL 46 POR CIENTO

Doval criticó el anuncio de Ferraresi: “El aumento es distorsionado”

El STMA no fue convocado a la reunión donde el Intendente aprobó un incremento salarial para el sector municipal. El gremio denunció que “gran parte del aumento se sigue pagando en forma fraudulenta a través de bonificaciones”. En tanto, la semana pasada convocó al jefe comunal a un debate salarial para hoy, pero no hay expectativas de que participe.


Continúan las diferencias entre el Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda (STMA) con el intendente local, Jorge Ferraresi. Uno de los primeros encontronazos del año fue tras el acuerdo paritario del 46 por ciento para el sector, donde el único sindicato con personería gremial no fue incluido en la negociación.

“El aumento es sustancioso porque Ferraresi necesita disimular nuestros reclamos tratando de acallar a este sindicato”, expresó el secretario general del STMA, Hernán Doval, y aclaró que “la discusión tiene que ser paritaria y estar en un marco democrático”, además de que el “el sindicato tiene que hacer un plenario de delegados para ver si están de acuerdo”.

Ferraresi otorgó el jueves un incremento de hasta el 46 por ciento para los trabajadores municipales en cuatro cuotas a partir de marzo, más un monto fijo de 1800 pesos a fin de año. El acuerdo fue pactado con los titulares del Sindicato Unificado de Trabajadores Municipales (SUMA), la Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA), la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Agrupación de Trabajadores Municipales “17 de Noviembre” y representantes de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), a los que Doval calificó como “militantes” del Ejecutivo.

“No hubo discusión”, denunció el responsable del STMA al aire de Política del Sur tras el anuncio oficial, y remarcó que “si el Intendente tiene la voluntad de dialogar”, puede ir a la paritaria convocada desde el gremio para hoy y “hacer uso de una herramienta democrática en vez de anunciar un aumento rodeado de funcionarios y militantes suyos”.

A partir de marzo, la Comuna aumentará 10 por ciento el sueldo básico y la Bonificación Retributiva de febrero, en mayo y julio aplicará otro aumento del 10 por ciento y en septiembre la última cuota de 5 por ciento. Para finalizar el año “y asegurar que los sueldos municipales terminen por encima de la pauta inflacionaria prevista para 2019”, se sumará a la Bonificación un monto fijo de 1800 pesos, según un comunicado.

Sin embargo, el titular del gremio cuestionó que “el aumento es distorsionado. La expectativa que los trabajadores se armaron con el anuncio del Ejecutivo no tiene mucho que ver con la realidad”. “El problema es que gran parte de ese aumento se sigue pagando en forma fraudulenta a través de bonificaciones, no incluye a los compañeros jubilados, no aporta a la jubilación ni cuenta para el aguinaldo”, argumentó el sindicalista.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS