sábado 25 de mayo de 2019 - Edición Nº3266

Provincia | 5 mar 2019

APERTURAS

Intendentes del PJ: no aclaremos que oscurece

En la apertura de sesiones ordinarias cargaron duro contra Cambiemos, pero evitaron dar definiciones de la interna nacional y provincial del PJ.


Los intendentes del Conurbano sur no sólo mostraron las uñas, sino también los dientes, en lo que se refiere a la férrea defensa que hará el justicialismo de su territorio y sus aspiraciones concretas de recuperar los distritos que están gobernados por Cambiemos. Lo hicieron en la reciente apertura de sesiones ordinarias de sus respectivos concejos deliberantes. Salvo el macrista Néstor Grindetti, el resto de los jefes comunales de la región militan en el justicialismo y, con diversos matices, adhieren a la figura de Cristina Fernández. Todos van por la reelección y por su último mandato.

Como era de esperar, en el caso de los municipios comandados por el justicialismo, hubo duros mensajes al presidente Mauricio Macri y a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal. Con excepción de Lomas de Zamora, que recién este miércoles realizará la apertura de las ordinarias, todos los intendentes peronistas cargaron duro contra las políticas de Cambiemos y dejaron en claro la necesidad de recuperar la Provincia de Buenos Aires.

Sin dudas, el más enfático fue Jorge Ferraresi, el más kirchnerista de los intendentes, que ofreció una especie de "chequeado.com". “Este año se van a cumplir cuatro años del Día Nacional de la Mentira”, comenzó su discurso, para luego ofrecer una serie de incumplimientos por parte del gobierno nacional y provincial. La contracara, claro está, fue su gestión. En ese sentido, enumeró lo realizado durante todo este período, en una situación de clara desigualdad presupuestaria por parte del gobierno provincial.

Ferraresi aspira a otra reelección. Será su último período al frente de la comuna de Avellaneda. Alineado claramente con el kirchnerismo y el eje La Matanza, su apoyo a Verónica Magario lo marca como el peronista "diferente" de la región, a sabiendas del liderazgo ejercido por el lomense Martín Insaurralde, quien además contaría con el apoyo de la mayoría de los intendentes del Conurbano sur en caso de que se decida a dar pelea por la candidatura a gobernador.

De todas formas, ningún jefe comunal dio pistas de apoyo en la interna partidaria para la pelea por la Provincia. Ni Mariano Cascallares (Almirante Brown) ni Fernando Gray (Esteban Echeverría) hicieron referencia a esa cuestión puntual. Sí remarcaron la necesidad y confianza de un recupero. Tal vez el actual titular del PJ bonaerense, Fernando Gray, fue quien más vehemencia puso en ese punto: "Estamos convocando a todos los partidos del frente, yo me estoy reuniendo periódicamente con estos, vamos a formar un frente nacional, popular y de centroizquierda para ser una alternativa concreta a este gobierno", declaró.

Cuando le preguntaron sobre candidaturas, dejó en claro que no aspira a otro cargo que no sea el comunal, pero al referirse al tema provincial, dejó abierta la definición sobre quién debería ser la o el peronista elegido. "Como aspiración, a mí, como otros intendentes, quisiera que sea un intendente o intendenta, porque es el que conoce el territorio", señaló, y advirtió que le "gustaría que haya un equilibrio de género". ¿Insaurralde-Magario? ¿Magario-Insaurralde? ¿Será posible? Difícil.

Cascallares se ganó el premio "Maratón". Su discurso duró aproximadamente una hora y media. El mandatario browniano ofreció un detallado informe de lo realizado el último año. Con un perfil mesurado, pero definitivamente crítico con el gobierno de Cambiemos, evitó meterse en la interna partidaria. “Sueño con una Argentina donde cada uno tenga trabajo, dignidad y el plato de comida no se tenga que andar mendigando. En los últimos años asistimos a la destrucción de parte de nuestro tejido social que da contención, integra y nos incluye", aseveró.

Por el lado de Lanús, hubo calma. El repentino fallecimiento del concejal massista Rubén Ferretti hizo que la sesión se convirtiera prácticamente en un homenaje al edil. El intendente Néstor Grindetti directamente no brindó su discurso, pero sí ofreció unas palabras recordatorias hacia la figura de Ferretti. En esta oportunidad, las diferencias, que son muchas, quedaron para otro momento. Todo fue en paz y tranquilidad. No hubo ánimo para críticas ni pases de facturas.

Grindetti aspira a su reelección en medio de un panorama complejo desde el punto de vista económico para el gobierno de su líder: Mauricio Macri. ¿Será arrastrado por la ola amarilla? A favor cuenta con un peronismo local que aún no pudo definir liderazgos. El tiempo les corre en contra a los peronistas. Mientras tanto Grindetti, a pura obra, trata de tomar distancia de las críticas y la imagen negativa del Presidente de la Nación.

Por otra parte, para el miércoles se espera la palabra de Martín Insaurralde en Lomas de Zamora. Con la confirmación de que el legendario Santiago Carasatorre presidirá la sesión del HCD, se aguardan definiciones tanto en el orden provincial como local. Una decisión de Insaurralde de dar pelea por la Provincia habilitaría definitivamente la carrera por su sucesión en el orden local, algo que ya está ocurriendo entre el diputado provincial Federico Otermín y el jefe de Gabinete municipal, Guillermo Viñuales. De ellos dos debería salir el recambio. Pero no son pocos los que creen que habrá otro período más para Insaurralde en Lomas de Zamora, por lo que esa pelea deberá esperar por cuatro años más.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS