domingo 17 de febrero de 2019 - Edición Nº3169

Avellaneda | 12 feb 2019

SALUD

Cicop cuestiona que empeoró la atención del Hospital Fiorito

El gremio aseguró que hay problemas de seguridad, higiene, recursos humanos e infraestructura.


La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la provincia de Buenos Aires (Cicop) cuestionó ayer que durante la gestión del exgobernador Daniel Scioli se dio una “caída del nivel de atención” en el Hospital Fiorito de Avellaneda y que durante el gobierno de María Eugenia Vidal “se pronunció esa pendiente negativa”.

El titular de Cicop en ese centro de salud, Aníbal Aristizábal, cuestionó que hay “falta de personal para la seguridad y el control del ingreso” al nosocomio, lo cual se ve agravado por la “falta de pago al personal policial que hace horas adicionales”. Según informaron desde el sindicato, la deuda es de entre tres y seis meses de sueldo.

Otro de los reclamos es la falta de higiene. Aristizábal contó que el personal de limpieza está con “tareas desvirtuadas” y que “hay bolsas de basura en el ingreso de la guardia de maternidad, lo que con las altas temperaturas es una puerta de entrada a las ratas y otros problemas sanitarios”.

Por otro lado, desde Cicop informaron que el centro de salud suspendió cirugías por la falta de funcionamiento de los ascensores que conducen al quirófano central. “Los jefes de quirófano dicen que hasta que no tengan un papel escrito por un responsable que dé fe que las condiciones de los ascensores son adecuadas, no se van a operar a los pacientes en el quirófano central”, relató el integrante de Cicop.

Aristizábal señaló que también estuvo sin funcionar durante un mes el laboratorio central y que no se pudieron hacer ecografías “porque los consultorios no estaban en condiciones”. También, acusó que actualmente “no se hacen placas para pacientes ambulatorios porque se inundó hace un mes la sala de rayos y sólo está funcionando para la guardia”.

Paritarias

El médico cuestionó que los profesionales de la salud terminaron 2018 con un aumento salarial del 32 por ciento, que está “15 puntos debajo de la inflación”. Sobre eso, cuestionó que desde el gremio no pueden aceptar “ninguna discusión paritaria de 2019 sin cerrar la de 2018”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS