domingo 25 de agosto de 2019 - Edición Nº3358

Tristán Suárez | 8 feb 2019

FÚTBOL

Se quedó con las manos vacías

Tristán Suárez peleó hasta el final por dar vuelta el partido, pero en los últimos minutos, Riestra convirtió y venció por 4-3 al conjunto local.


En un partido de ida y vuelta, los locales estuvieron a un paso de quedarse con los tres puntos para meterse en el octogonal. Sin embargo, Deportivo Riestra golpeó en los momentos indicados y resguardó la victoria.

 

Al igual que en las últimas dos fechas, el Lechero inició como dominador del encuentro, pero la falta de eficacia volvió a jugarle en contra. Fue así que el primero en abrir el marcador fue Gonzalo Bravo a los 18 minutos del primer tiempo.

 

El mediocampista se sacó de encima su marca y, de volea, fusiló a Elías Fretes, el arquero albiazul, quien había tenido buenas intervenciones hasta el momento.

 

Lo que era un baldazo de agua fría se vio opacado por la determinación del conjunto de Ezeiza en ir a buscar el empate. Con remates a media distancia, llegaron los primeros acercamientos en los pies de Cristian Varela.

 

Con el correr de los minutos, las jugadas de peligro se intensificaron y el partido se convirtió en un monólogo del Lechero. Sin embargo, los del Bajo Flores fueron finos en los metros finales y no desperdiciaron las chances de gol.

 

A los 35 minutos, Brian Sánchez estiró la diferencia con un remate cruzado que le permitió irse al descanso 2-0 arriba del elenco de Bazán Vera, pese a no haberse impuesto en el juego.

 

La última mitad del encuentro fue dinámica y con festejos de ambos bandos. El descuento de Suárez no tardó en llegar, cuando Gerardo Martínez definió un tiro libre que dejó inhabilitado al arquero rival.

 

A un tanto de diferencia, los dueños de casa se ilusionaron con igualar el marcador, pero una mano en el área puso nuevamente todo cuesta arriba. El árbitro sancionó penal y Jonathan Herrera agrandó la ventaja para la visita.

 

Con más garra que claridad, Tristán Suárez se mantuvo al pie del cañón, en busca de cosechar una victoria. El esfuerzo se capitalizó en el remate de Nicolás Barrientos, quien a 15 minutos del final, puso 3-2 el encuentro.

 

Minutos más tarde, Cristián Enciso logró el esperado gol del empate y la gente se enloqueció en el estadio 20 de Octubre. Ya la igualdad no conformaba a ninguno de los dos elencos, pero Riestra aprovechó el error defensivo de Tristán y en un mano a mano con el arquero, Gonzalo Bravo definió con picardía el encuentro y sentenció el 4-3 definitivo.

 

Pese al gran esfuerzo del Lechero, no pudo sumar de local y cortó una racha de seis encuentros sin derrotas. En la próxima fecha enfrentará a Acassuso. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS