domingo 17 de febrero de 2019 - Edición Nº3169

Gremiales | 5 feb 2019

CIERRE DE EMPRESAS

Sin acuerdo en Cofco, el Ministerio de Trabajo prorrogó la conciliación obligatoria

La multinacional aceitera ubicada en Valentín Alsina sigue sin actividad y mantuvo esa postura en la última audiencia. Esta extensión sería la última, y luego, en caso de no haber solución, el gremio aceitero llamará a un paro nacional. Los 200 cesanteados resisten y prometen seguir “hasta las últimas consecuencias”.


TAGS: PARO, COFCO, AUDIENCIA

 

En una nueva audiencia realizada en el Ministerio de Trabajo bonaerense, se extendió la conciliación obligatoria en el conflicto de Cofco, la multinacional china de Valentín Alsina que cerró sus puertas a comienzo de año, dejando a alrededor de 200 empleados en la calle. En la reunión, la empresa volvió a ratificar el cierre de la planta, argumentando la caída del consumo en el mercado interno, que hizo que abandone el refinado de aceite.

 

Sin embargo, ante la postura intransigente de la firma de origen chino, el gremio del sector alertó que irá a un paro provincial y nacional en defensa de los puestos de trabajo. La conciliación se extenderá hasta el 4 de febrero, y a partir de allí quedará abierta la posibilidad de una protesta de alcance nacional. “Estamos fuertes para la lucha”, afirmaron representantes de los despedidos.

 

La nueva audiencia en la cartera que comanda Marcelo Villegas estuvo acompañada por una movilización de los 95 despedidos y el gremio aceitero, que viene acompañando este pedido. Sin mayores avances en la negociación, se dictó por diez días hábiles más la conciliación obligatoria, que vencerá la semana próxima.

 

Fuentes del encuentro le confirmaron a Política del Sur que la empresa de capitales chinos “está decidida a cerrar la planta, no quiere seguir refinando aceite en el país, prefieren quedarse con la exportación de porotos de soja y demás”. En este sentido, se remarcó que, sin una solución, la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina llamará “a un paro en la provincia de Buenos Aires y en todo el país”.

 

El conflicto comenzó cuando todo el personal estaba de vacaciones, y la empresa, llamada China National Cereals, Oils and Foodstuffs Corporation, decidió cerrar sus puertas. La firma es una de las grandes exportadoras del sector, pero decidió dejar de refinar aceite en el país y mantendrá sus plantas de la provincia de Santa Fe y el interior bonaerense (Junín). Esto se había anticipado de forma verbal por parte de algunos directivos, pero al llegar los telegramas a fines de enero, se terminó de confirmar, por lo que 195 empleados quedaron en la calle.

 

Antes de la audiencia en la cartera laboral provincial, la federación tuvo una reunión en el Ministerio de Producción y Trabajo nacional, que comanda Dante Sica. Allí, el titular de la federación, Daniel Yofra, y Ezequiel Roldán, de la seccional Capital Federal, junto al asesor legal Matías Cremonte, plantearon la gravedad de la situación desatada a partir del cierre de Cofco. Los funcionarios de la cartera, entre ellos el secretario de Trabajo, Lucas Fernández Aparicio, asumieron el compromiso de interceder en el conflicto y se estableció la realización de una nueva reunión la próxima semana, en la que informarán el resultado de sus gestiones.

 

En ese encuentro, el gremio también le recordó a Sica y sus funcionarios que comenzaron  hacer “trabajo a reglamento” en el sector algodonero para reclamar el cumplimiento de la cláusula revisión salarial, vencida en noviembre pasado. Los desmotadores de algodón exigen a la parte empresaria que reabra la negociación según establece el acuerdo firmado en julio último en el Ministerio de Trabajo de la Nación.

 

El sindicato explicó que desde el 4 noviembre de 2018 se encuentra vencido el plazo de 120 días previsto para la realización de una nueva reunión, presente en el texto del acta firmada el 4 de julio. Sin embargo, los representantes patronales no están cumpliendo con el compromiso asumido.

 

Los trabajadores siguen resistiendo el cierre y prometen mantener la lucha “hasta las últimas consecuencias”. “De esta manera, con unidad, solidaridad y confianza en nuestras propias fuerzas como trabajadores se consigue cada logro y se defiende cada uno de nuestros derechos”, concluyó el gremio.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS