martes 19 de febrero de 2019 - Edición Nº3171

Otros | 5 feb 2019

FÚTBOL

“Hay algunos árbitros a los que les agarra Riestritis”

Alejandro Freije, presidente de Talleres de Escalada, dialogó con Deportes del Sur acerca de los errores arbitrales que se dieron en el partido del domingo ante Riestra. Indicó que es un factor común que se viene dando desde el año pasado en los partidos disputados por el conjunto del Bajo Flores.


Todo Talleres de Escalada se sintió perjudicado el domingo en cancha de Deportivo Riestra, cuando el árbitro Jorge Broggi, a instancias del juez de línea Gustavo Apaza, anuló el gol convertido por Alan Mareco que marcaba el 2-0 para el Tallarín. Luego vinieron el penal y el empate, que llenaron de bronca a Escalada, con la posterior expulsión del director técnico, Gustavo Noto.

El presidente albirrojo, Alejandro Freije, habló acerca de las polémicas que se vienen dando en los partidos que juega Riestra: “La sensación es la misma que tiene la gente de Comunicaciones que jugó antes. Fue una injusticia importante que Talleres no pudo llevarse los tres puntos por responsabilidad de otro. Se intenta inventar una historia paralela para justificar el error, no se cobra foul, el árbitro corre hasta el arco y cobra el gol,  el línea marca un foul en la mitad de la cancha. La levantó cobrando un off side, el árbitro ve al jugador de Riestra que se cae y el resto de la jugada y después se anula. Esto es muy difícil de justificar”, protestó.

Y agregó: “Los árbitros se equivocan y los clubes lo seguimos pagando. Entonces, fue una locura lo que pasó, echó al técnico, no sé si pretenden que no protestemos. Si hubiera terminado 1 a 0, no hubiera sido tan polémico. Ahora, con este tema del nuevo reglamento con las manos, todo es polémico. Nos sacaron dos puntos que son valiosísimos, fueron errores groseros.”

También, se sinceró: “Hablen con la gente de Sacachispas, de Comunicaciones. No le echo la culpa a la gente de Riestra, pero hay algunos árbitros que les agarra riestritis, no me la agarro con la gente de Riestra”.

Por otra parte, reconoció que en el ambiente de la Primera B Metropolitana está instalado el rumor de que existen “ayudas extras” hacia Riestra para que ascienda de categoría.

“Todos alguna vez nos beneficiamos por errores de los árbitros, los errores son humanos. Uno no puede tener sospechas de todo, pero hay una serie de actos que ya vienen desde el año pasado. Lo raro no es lo de ayer, viene desde hace rato”, asimiló.

 

También se mostró indignado con la labor del árbitro y el línea. En ese contexto, reiteró: “Quieren justificar el error. Si critico a los árbitros, después van a decir que me van a cagar. Se tramó una historia para justificar el error. Lo que se vio en la foto es lo que pasó, porque el línea no cobra foul, y si fue así, me gustaría ver qué línea cobra en el mundo un foul en la mitad de la cancha. El árbitro viene corriendo al lado de Mareco y Prudencio y lo está viendo y no convalida el foul.”

Asimismo, destacó: “Yo creo que lo que hay que hacer es trabajar hacia adelante. Yo hablé con el árbitro después. Que él salga a decir que se equivocó no cambia nada, a mí no me devuelven los dos puntos si él sale a hablar. Él dijo ‘a mí me cantan foul’ y el línea me dice ‘yo te dirigí muchas veces’, pero no sirve nada. No nos dejaban ir a los directivos a la zona de vestuarios, cuando llegamos ya estaba todo más en frío. Hay que pensar en los errores y trabajar para adelante.”

En otro orden, Freije hizo énfasis en el partido ante Deportivo Español, que fue suspendido en el primer encuentro del año para Talleres: “Lo que pasó fuera de la cancha contra Español no lo vi, puedo hablar de lo que escuché. Fueron diez minutos de disturbio fuera de la cancha. El jefe del operativo nos dice que había gente que quería entrar y el partido quedó suspendido”, contó.

Por último, explicó: “Los directivos somos todos amigos, lo habitual hace 40 años es que veamos el partido juntos los socios y simpatizantes todos juntos. La norma marca que no corresponde, pero es lo habitual, ya que el año pasado cuando fuimos a cancha de ellos vimos el partido todos juntos y no pasó nada. La gente de Español quería continuar el partido, somos instituciones amigas de toda la vida. El operativo dijo que no y antes de empezar el partido se rompió el grupo electrógeno. Cuando todo estaba calmado después de 15 minutos, no había luz porque no había llegado el grupo electrógeno. A cualquiera de los que somos directivos no nos gustan que los partidos no puedan terminar, se sumaron muchas cosas, y durante los 15 minutos que había disturbios en la cancha no hubo problemas, todo se dio afuera.”

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS