martes 19 de febrero de 2019 - Edición Nº3171

Otros | 27 ene 2019

Ganó la violencia

El partido entre Talleres de Escalada y Deportivo Español se suspendió por graves incidentes entre la barra con la policía.


Volvió a reanudarse el campeonato y parece que la violencia aún continua en el fútbol Argentino. Esta vez tocó en el estadio del Tallarín. Lo que parecía una fiesta con el reinicio de la Primera B Metropolitana en una linda tarde en Timote y Manuel Rosales, terminó en un fuerte enfrentamiento entre la barra del equipo local ante la policía.

El partido inició con normalidad, sin embargo, a tan solo 12 minutos de juego comenzaron los disturbios en la tribuna local. Un masivo grupo de barras se enfrentó ante la policía, y llevo a que se suspenda el encuentro. El árbitro Germán Bermúdez, ante dichos disturbios, decidió parar el partido momentáneamente. Luego, consultó con el jefe del operativo de Seguridad, quien analizó la situación por unos minutos. Hasta que, luego de dialogarlo ante el árbitro decidieron suspender el partido debido a los inconvenientes ocasionados por un grupo de violentos afuera del estadio.


El encuentro entre Talleres y Deportivo Español quedó inconcluso y a la espera de una resolución. Todavía no se sabe cuándo, cómo y dónde se reanudará. Parece que la violencia nos gana de nuevo. Otra vez el fútbol pierde, otra vez el hincha genuino pierde, otra vez gana la violencia. ¿Hasta cuándo seguiremos así?

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS