sábado 20 de abril de 2019 - Edición Nº3231

Gremiales | 25 ene 2019

ANÁLISIS

Las “paritarias permanentes”, la respuesta de los gremios contra el techo salarial de la Casa Rosada

Muchos sectores quieren que la revisión de los convenios sea todos los meses, ante el proceso inflacionario que no se detiene. “Se acabó firmar un acuerdo y quedarse un año tranquilo”, afirma la dirigencia. El Gobierno quiere imponer la suba del 25 por ciento promedio, pero las primeras paritarias patearon ese límite.


Por:
Por Diego Lanese

En una de las primeras reuniones que mantuvo con la conducción de la CGT, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, le anunció a la dirigencia que los planes de la Casa Rosada para este año era firmar paritarias en torno al 23-25 por ciento, de acuerdo a las proyecciones inflacionarias que hacen desde el equipo económico. El techo salarial, que debutó con dos acuerdos en ese margen, de a poco se fue desdibujando, en especial luego del tarifazo de los servicios públicos, que empujó a la inflación proyectada para el año en un optimista 30 por ciento.

 

Con la experiencia del 2018 en la espalda, la dirigencia sindical prepara como estrategia para enfrentar la suba del costo de vida y ese límite que se quiere imponer desde el Gobierno. Las “paritarias permanentes”, como ya la nombran en varios sectores, son una salida a la constante pérdida de salario real, que hace que algunos gremios, como los universitarios, ya negocien casi todos los meses el impacto de la inflación en los sueldos.

 

Desde hace un tiempo que las famosas cláusulas gatillo son parte de las paritarias. Revisar cerca de fin de año el impacto de la suba de precios ya es una costumbre, pero desde que Mauricio Macri llegó a la Casa Rosada, estas revisiones se volvieron más frecuentes, y en algunos casos se dan dos o tres veces por año. Para este 2019, muchos sindicatos piensan en una negociación permanente.

 

“La etapa en la que firmabas un acuerdo y te quedabas seis meses o un año tranquilo se acabó en la Argentina hace tiempo”, admitió un dirigente que responde a la CTA de los Trabajadores. En esa central están en su mayoría los gremios docentes, que inauguraron esta estrategia de la “paritaria permanente”, debido a que, al no haber acuerdo anual, cada reunión traía una  suba “a cuenta” y una nueva revisión en la siguiente.

 

“Estamos en una política de ajuste permanente, de transferencia de los ingresos de los trabajadores al sector empresario. En ese contexto, la paritaria no es el ámbito donde vamos a recuperar lo perdido”, dijo el mismo dirigente, en diálogo con Política del Sur. En este sentido, aseguró que este año se vivirá “una paritaria permanente, en un contexto de retroceso. La realidad política y social es la de un país que entregó el control de la economía al FMI. Hasta que no recuperemos eso, será muy difícil cambiar este panorama”.

 

Para esto, los gremios remarcan que es necesario tener un nivel de movilización mayor. La prueba de esto, la multisectorial contra los tarifazos, es un intento de superar la discusión sectorial y pasarla a un plano global. “Hay que plantear  una discusión más amplia”, aseguran, y en esto no descartan meterse de lleno en la discusión electoral.

 

Techo bajo

 

En medio de esta puja donde el Gobierno intentará imponer su techo salarial y los gremios romperlo en estas “paritarias permanentes”, se dieron las primeras negociaciones del año. En una primera ola de acuerdos, los números favorecieron a las intenciones de Sica, pero apenas se conocieron los números de las consultoras que trabajan con el Banco Mundial, que ubicaron en el 30 por ciento la inflación, el techo quedó bajo.

 

El gremio de los encargados de edificios, que lidera Víctor Santa María, y Utedyc (para la rama empleados de gimnasios) firmaron sus convenios para el 2019 en la pauta oficial: 23 por ciento para todo el año, con pauta de revisión.

 

Pero las siguientes negociaciones se fueron de ese cauce. Esta semana se conoció el acuerdo de los trabajadores de la fruta en Río Negro, con una suba del 40 por ciento, lo que se suma a un club de gremios que incluye a aceiteros, camioneros y bancarios, estos últimos con acuerdos firmados el año pasado.

 

“Todos festejan ese acuerdo como un logro, pero hay que tener en cuenta que la inflación fue de casi el 46,7 por ciento. Los trabajadores perdieron casi 7 puntos”, sostuvo José Peralta, secretario adjunto de la CTA Autónoma de la Capital Federal. Para el dirigente, más allá del techo salarial del Gobierno, “la presión de los trabajadores debe hacer que los acuerdos estén a la altura de la inflación”. “Los estatales perdieron el último año 20 puntos de su sueldo. La combinación de aumento de tarifas e inflación, y no poder tener paritarias libres, es muy  explosivo y se aleja cada vez más de la realidad”, le dijo a este medio.

 

En esta carrera, ya son muchos los que alertan que no aceptarán el techo y buscarán recuperar lo perdido el año pasado. Otro de los casos donde se ignoró el límite oficial fue en los trabajadores del campo, que representa el Sindicato de Trabajadores Horticultores y Agrarios (SATHA), que la semana pasada firmó un acuerdo para el 2019 con una suba del 40 por ciento, a pagarse un 20 por ciento en el primer semestre del año y el 20 restante en la segunda mitad. “El acuerdo está firmado y presentado en la Secretaría de Trabajo, así que podemos decir que es oficial”, sostuvo el titular del SATHA, Gustavo Arreseygor.

 

Una de las cuestiones a saber es si los acuerdos salariales que superen el techo del Gobierno serán homologados. Cuando Jorge Triaca era ministro de Trabajo, la estrategia era no formalizar los acuerdos que se escapaban del límite. Así, en 2017 y 2018 se desplomó la cantidad de acuerdos homologados por la cartera pública, que pasó de unos 1.700 en 2016 a un promedio de mil en los dos últimos dos años.

 

“No pueden rechazar el acuerdo porque no se viola ninguna ley, pero seguro pasará un mes y se homologa tácitamente, como sucedió años anteriores”, destacó Arreseygor, en diálogo con Política del Sur. “Nosotros ya le enviamos las escalas a las empresas, así que el mes que viene los trabajadores van a cobrar sus aumentos”, finalizó. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS