miércoles 16 de enero de 2019 - Edición Nº3137

Gremiales | 3 ene 2019

Denuncia penal contra funcionarios porteños por la presencia de asbesto en el subte

La misma incluye al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. La hizo el legislador José Cruz Campagnoli, quien se hizo eco de las presentaciones de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) y pidió que se investigue a los funcionarios por el delito de contaminación. Según su escrito, los responsables “conocían la gravedad del hecho”.


Por:
Por Diego Lanese

Luego de una investigación realizada en España, los metrodelegados porteños alertaron sobre la presencia de asbesto en el subte de Buenos Aires. El material, prohibido en el país desde el 2013 e incluido entre las sustancias cancerígenas por la Organización mundial de la Salud (OMS), se encontró en los vagones comprados al metro de Madrid, cuando Mauricio Macri era jefe de Gobierno porteño. Al principio, el gobierno porteño y la empresa Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE) negaron la situación, pero luego de varios informes aceptaron la presencia del asbesto, y retiraron de servicio las formaciones involucradas, que daba servicio en la Línea B. Ahora, una vez conocidos los estudios que confirmaron la presencia de la sustancia, un legislador denunció a las principales autoridades de la Ciudad de Buenos Aires, incluyendo a su jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta. La misma coincide con la realizada por la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), la primera entidad en avisar de la situación.

 

 

El legislador José Cruz  Campagnoli presentó hace unos días en la justicia porteña una denuncia luego que los estudios privados confirmaran la presencia de asbesto en el subte porteño. El escrito, al que tuvo acceso Política del Sur, apuntan a la responsabilidad penal del jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, de Eduardo de Montmollin, presidente de SBASE,  Ezequiel Jarvis, subsecretario de Trabajo, Industria y Comercio, Fernando Cohen, director General de Protección del Trabajo, Juan Carlos Piccardo, presidente de SBASE en 2011, a quienes la denuncia acusa “del delito de contaminación tipificado en el artículo 55 de la ley de Residuos Peligrosos”.

 

 

Según Campagnoli, “el jefe de Gobierno conocía la gravedad del hecho, tenía el dominio del hecho para exigir que cese la contaminación y, sin embargo, nada de eso hizo y en cambio eligió criticar y cuestionar a los trabajadores que estaban denunciado el asbesto”.

 

 

En diciembre del año pasado, SBASE admitió que los estudios encargados a una empresa privada dieron positivo en los coches CAF 500 que se retiraron de la Línea B luego de la denuncia y el plan de lucha de los metrodelegados. La información difundida por el gobierno porteño indica que corresponden al análisis de piezas de dos coches y estaban “bajo bastidor, dentro de cofres y dentro del tablero de baja tensión, en la cabina de conducción”. Esto quiere decir que “en ningún caso estaban al alcance de los pasajeros”. Una vez que la empresa Dicon finalice el análisis del resto de los CAF 5000, será la encargada de “descontaminar los trenes”. En este contexto, SBASE  presentó el denominado Plan de Gestión Integral de Asbesto de la Red de Subte, por el cual se dará prioridad al “análisis del material rodante, para continuar en las estaciones, talleres y subestaciones”. Además, se realizará la detección, el retiro y disposición final de los materiales, así como el cuidado de la salud de los trabajadores.

 

 

Por su parte, el gremio se mostró conforme con el retiro, aunque alertó que existen otras formaciones sospechadas de contener el material. En este sentido, desde la secretaria de Salud Laboral de la AGTSyP  remarcaron ante la consulta de Política del Sur que la lista sospechada incluye la presencia de asbesto en la flota Nagoya que circula en la Línea C, la flota GEE-CAF, que circula en la Línea E. Estas denuncias fueron comprobadas por un estudio realizado por el departamento de Geología de la Universidad Nacional del Sur, que determinó que “hay contaminación en las formaciones Nagoya 300 de la Línea C, en las formaciones Mitsubishi de la B y también en vagones CAF-GEE de la línea E”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS