miércoles 16 de enero de 2019 - Edición Nº3137

Gremiales | 31 dic 2018

Una de las fracciones de las 62 Organizaciones Peronistas se reunió con Sica y le presentaron sus reclamos

Es el espacio liderado por Horacio Valdez, que mantuvo una cumbre con el ministro, a cargo en 2019 de las relaciones del Gobierno con los gremios. Se quejaron de la baja cantidad de convenios laborales homologados este año y de la necesidad de discutir paritarias libres. Los datos avalan el pedido: se estima que este año sólo el 10 por ciento de los acuerdos alcanzados se formalizaron.


Por:
Por Diego Lanese
 

Desde que en los primeros días de diciembre Jorge Triaca dejó definitivamente su cargo en la Secretaría de Trabajo, el ministro de Producción de la Nación, Dante Sica, fue preparando el terreno para su gran tarea el año que viene: recomponer y llevar lo mejor posible la relación del Gobierno con los gremios. Primero formó su equipo, eyectando de la cartera a los funcionarios puestos por su antecesor, y ahora haciendo algunos sondeos con los distintos grupos que forman el variado mosaico del movimiento obrero argentino.

 

Los primeros pasos no fueron los mejores, ya que su intención de reavivar la reforma laboral lo enfrentó mediáticamente con la conducción de la CGT. Además, la semana pasada recibió a una de las fracciones de las 62 Organizaciones Gremiales Peronistas, que le presentaron sus reclamos. El espacio, que forma el ala combativa de los sindicatos, se quejó de la paralización de la cartera laboral, que en 2018 volvió a tener una muy baja homologación de acuerdos salariales y elecciones sindicales, lo que complica la vida interna de los gremios. Un informe ratifica la caída de la actividad en la era Triaca, que se desplomó en los dos últimos años.

 

La cumbre entre el ministro Sica y las 62 Organizaciones Peronistas -que comanda el dirigente del vidrio Horacio Valdez- fue una de las primeras que tuvo el funcionario, pensando en los reclamos que deberá afrontar el año próximo. En un clima distendido, el grupo de dirigentes le planteó las necesidades de los gremios que forman esta fracción -que busca junto al espacio que lidera Ramón Ayala (UATRE) y el de Horacio Benítez (textiles)- quedarse con la representación de la organización que supo ser el brazo político de la CGT.

 

“Además de presentarle las credenciales del sector, le pedimos al ministro que se apuren las homologaciones, y que la Secretaría de Trabajo apure el reconocimiento de los cambios de mando en los gremios”, explicó una fuente del encuentro a Política del Sur.

 

Además, se hablaron de las paritarias del año próximo, que la Casa Rosada busca contener en torno del 23 y el 25 por ciento. Además, como la CGT, pidieron que se llame al Consejo del Salario para establecer un aumento de emergencia del mínimo, vital y móvil.

 

Los datos que se manejan en torno a la parálisis de la actual Secretaría de Trabajo avalan el reclamo de las 62 Organizaciones Peronistas. Según un informe del Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma, hasta el inicio de diciembre se aprobaron poco menos de mil acuerdos, muy lejos de los 1.700 que se homologaron en 2016. Según el trabajo, esta es la principal “herencia” que deja Triaca en el sector laboral, ya que el total de los convenios formalizados no superan el 10 por ciento de los firmados este año.

 

En su reciente informe trimestral, el Observatorio destacó que la proyección de acuerdos homologados por el Gobierno se mantuvo estable comparado con 2017, pero mantiene el desplome que se experimentó, si se compara con datos del 2016. “La cantidad de homologaciones registradas a lo largo del primer semestre de 2018 cayó significativamente en comparación con el mismo período de los años anteriores”, sostuvo el trabajo de la entidad, al que tuvo acceso Política del Sur.

 

En este sentido, en el transcurso del segundo semestre, “el ritmo de homologaciones se incrementó sustancialmente, y al momento del cierre de este informe (5 de diciembre), la cantidad total de acuerdos y convenios homologados asciende a 967”. “De esta manera, el total anual posiblemente superará la cantidad de homologaciones del 2017 (981), pero se ubicará muy por debajo de las casi 1700 homologaciones de 2016”, agregó el informe.

 

Estos primeros encuentros buscan generar una agenda de discusión, en un año que, se espera, tendrá muchas turbulencias. Sica quiere recomponer el diálogo con los gremios, pero existen demasiados espacios. Con la CGT tendrá la difícil tarea de hablar de la reforma laboral, que en declaraciones periodísticas -adelantó- será tema propuesto por el oficialismo.

 

“La reforma de un paquete de leyes que flexibilice las condiciones laborales para darle una competitividad a la economía es más importante para los trabajadores que para los empresarios”, dijo. El integrante del triunvirato Héctor Daer adelantó que una propuesta como esta “no pasará por el Congreso”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS