martes 16 de julio de 2019 - Edición Nº3318

Gremiales | 27 dic 2018

NAVIDAD EN LUCHA

Los trabajadores de Canale brindaron en la puerta de la fábrica

Para no suspender la medida de fuerza, los despedidos de la metalúrgica de Llavallol decidieron celebrar la Nochebuena con una cena compartida frente a la empresa. Las familias, los chicos, regalos y donaciones no faltaron.


TAGS: CONFLICTO, CANALE

Cuál será el menú, quién lleva el postre y quién las gaseosas son las preguntas a resolver antes de la cena del 24 de diciembre en la antesala de la Navidad, que sobre Libres del Sur y Boulevard Santa Catalina se resolvió de una forma peculiar. Los trabajadores de Canale celebraron la Nochebuena juntos para no levantar el acampe que mantienen desde hace meses frente a la fábrica.


Alrededor de diez familias de trabajadores despedidos de la fábrica de Llavallol se congregaron en la puerta del predio de la empresa, acomodaron los tablones y compartieron la típica cena navideña. El personal se encuentra en conflicto desde mediados de año, aún no cobraron las indemnizaciones y acumulan cuatro meses sin cobrar sueldo.

 

Después del brindis de las doce, los más chicos recibieron sus regalos, muchos de ellos producto de las donaciones que acercaron los vecinos durante toda la semana. “La pasamos bárbaro, muy lindo estuvo todo. Fue una Navidad distinta, pero la hemos pasado de diez, nos hemos matado de risa”, celebró Mario Pallero, uno de los damnificados, y auguró: “Fue una Navidad atípica, con ganas de repetirla. El año que viene la vamos a repetir, pero con nosotros adentro.”


El objetivo es que la fábrica de latas de conserva reactive la producción en el marco de una cooperativa. A principios de mes, los trabajadores consiguieron la certificación de Cootramed, y ahora resta la definición del juez, que buscarán para la próxima semana. “Tenemos fe en que esto va a salir adelante. Después de tanto esfuerzo, sacrificio, después de tanta lucha, no puede salir mal, no nos cabe otra posibilidad”, aseguró Pallero en diálogo con este medio.


Las expectativas para el 2019 para la Canale son altas, ya que confían en la “garantía de la producción y de la calidad”, como dijo uno de los despedidos. Sin embargo, Pallero también advirtió que “pasar el próximo año será más complicado que el 2018 por el problema del país, la política de Estado es mala, está todo muy complicado”.


Los vecinos se acercaron al acampe de los trabajadores también después del brindis y hasta una concejal de Lomas de Zamora pasó a saludar. Los damnificados de Canale instalaron un stand en la puerta de la fábrica que funciona durante todo el día y ofrece comidas al paso como choripanes, sánguches de milanesa y gaseosas, y también reciben donaciones.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS