miércoles 16 de enero de 2019 - Edición Nº3137

Club Lanús | 26 dic 2018

De subcampeón de América a pelear el descenso

Después de perder la final de la Libertadores a manos de Gremio, Lanús se vio inmerso en una reestructuración de futbolistas y cuerpo técnico. Jorge Almirón dejó el cargo, se fueron Iván Marcone, José Sand y Román Martínez, entre otros. El DT Luis Zubeldía empezó a enderezar el rumbo de un equipo que lucha por escaparle al descenso.


Pasó de casi terminar de escalar el Everest a vacacionar por Chascomús. Así de extrema fue la vida de Lanús desde fines del año pasado, cuando cayó derrotado en La Fortaleza ante Gremio en la final de América, en un partido que marcó el final de un ciclo exitoso.

Con el subcampeonato conseguido, muchos integrantes de la tripulación decidieron abandonar el barco. El olor a ciclo cumplido fue notorio, y con él se fueron Jorge Almirón, Iván Marcone, José Sand, Román Martinez, Alejandro Silva, entre los más destacados. Torneo Transición 2016, Copa Bicentenario 2017 y Supercopa 2017 fueron los logros de un grupo que supo ganarse el respeto dentro del fútbol argentino.

Sin embargo, ese ciclo llegó a su fin, y con Nicolás Russo a la cabeza, el Granate inició un proceso de transición con Ezequiel Carboni como director técnico. El nuevo entrenador hizo debutar a varios juveniles, entre los cuales se destacaron Bruno Vides, Tomás Belmonte y Gastón Lodico, pero los resultados no lo acompañaron, ya que en nueve meses, sólo ganó dos partidos como DT del Granate. Los resultados del técnico fueron pésimos: en 18 encuentros obtuvo dos victorias, empató en doce ocasiones y cayó en cuatro, por lo que quedó afuera de la Copa Sudamericana y la Copa Argentina y apenas sumó 2 puntos en el torneo local, antes de renunciar tras la caída con Aldosivi por 1-0.

En su lugar estuvo Rodrigo Acosta por un partido de manera interina, en lo que fue derrota ante Argentinos Juniors por 2-0. Rápidamente, la dirigencia puso manos a la obra y contrató a un viejo conocido de la casa: Luis Zubeldía volvía a ponerse el buzo granate tras haber dirigido al equipo en la temporada 2008/2010.

El entrenador le cambió la cara al equipo: si bien no tuvo un comienzo auspicioso, enderezó el rumbo de un equipo que comenzaba a pensar seriamente en la tabla de los promedios. Desde que se hizo cargo, Lanús disputó once partidos, con los cuales cosechó tres victorias, cuatro empates y cuatro derrotas, con nueve goles a favor y trece en contra. Un 39 por ciento de eficacia para un entrenador experimentado que venía de dirigir en Paraguay, España, México, Ecuador y Colombia.

De la mano de Zubeldía, el Granate pudo vencer a Patronato, Independiente y Talleres de Córdoba. El entrenador hizo debutar a Pedro de la Vega y José Luis Sinisterra. El equipo comenzó a tener una identidad, cambió el esquema de juego y finalizó el año en la vigésima posición con 15 puntos. En cuanto a los promedios, comenzó a tomar aire, ya que quedó muy lejos de Belgrano de Córdoba, último equipo que hasta el momento estaría descendiendo.

Los dirigidos por Zubeldía comenzarán la pretemporada el 27 de diciembre, pero para un día antes está pactada la presentación de José Sand en lo que será su tercera etapa en la entidad granate. El delantero se desvinculó del Deportivo Cali de Colombia, lima diferencias con Nicolás Russo y se calza la casaca granate nuevamente. Sin dudas, es el refuerzo más importante para Lanús en el 2019.

Además, interesan un volante mixto y un zaguero central. Y dos de los apuntados son Lucas Menossi, de Tigre, y Robert Rojas, de Guaraní de Paraguay.

El mediocampista del Matador fue uno de los primeros nombres que empezó a manejar la dirigencia del Granate luego de que se cayera la posibilidad de repatriar a Diego González, hoy en México. Este volante mixto, que jugó trece partidos en el semestre y tiene tres goles en la Superliga, es del gusto del entrenador y siempre fue un anhelo de los dirigentes. Por eso, en los próximos días se definirá su futuro.

El otro futbolista en la carpeta de Zubeldía es Rojas, un joven zaguero central paraguayo de 22 años, que fue pilar de Guarani en el último año, con 72 partidos en Primera y cinco goles.

Sin embargo, las negociaciones no son sencillas. Para quedarse con los servicios de este talentoso defensor, Lanús deberá competir con  el Atlas de México y con algunos clubes brasileños, que también posaron los ojos en él y lo quieren para sus equipos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS