sábado 19 de enero de 2019 - Edición Nº3140

Otros | 24 dic 2018

Una dinámica que no se pudo sostener

Brown de Adrogué logró una hazaña en la Copa Argentina, pero no pudo mantener el nivel en el transcurso del torneo local y finalizó el semestre fuera de los puestos de reducido.


Con un equipo en formación, dada la cantidad de idas y llegadas en la pretemporada, el director técnico Pablo Vicó inició el primer semestre del campeonato con aspiraciones de llegar alto en la Copa Argentina y de asegurarse un lugar para el próximo certamen, tras una buen labor en el campeonato local.

 

Estas ilusiones se fomentaron rápidamente en el arranque de la competencia. Con una victoria en Puerto Madryn y una goleada ante Olimpo, el Tricolor se preparaba para pelear arriba en la tabla.

 

A su vez, la sintonía se extendió a la Copa Argentina. Los muchachos de Adrogué escribieron una página muy importante en su historia al haber clasificado a una instancia nunca antes alcanzada.

 

Ni San Martín de San Juan ni Independiente de Avellaneda pudieron superar al conjunto de Pablo Vicó en los penales. Fue así que Brown de Adrogué cumplió la hazaña de clasificar a los octavos de final, luego de eliminar a dos equipos de Primera División.

 

Sin embargo, no pudo con Central Córdoba, un rival de su misma categoría, y quedó eliminado del torneo. De ahí en más, no pudo mantener el nivel de juego que lo destaca, al verse con poca generación e iniciativa.

 

Acumuló cinco partidos hasta reencontrarse con la victoria, frente a Gimnasia de Mendoza, aunque nuevamente volvió a sumar cinco fechas sin ganar, hasta el final de la primera rueda.

 

Esta seguidilla dejó al Tricolor fuera de los puestos de reducido. Sin embargo, logró resguardar puntos para finalizar con 16 unidades, a dos del último en ingresar al octogonal, producto de siete empates, tres victorias y tres derrotas.

 

Brown de Adrogué mostró una solidez en la defensa, por lo que terminó como uno de los equipos que menos goles recibió, mientras que tuvo dificultades para convertir tras las pocas jugadas de peligro que generaba.

 

Pablo Vicó aseguró que la ofensiva es una de las zonas a reforzar en el receso, con más razón luego de confirmar la ida de los delanteros Leandro Garate y Lautaro Mesa, junto con Leonardo Flores, Alan Sosa y Maximiliano Ferreira.

 

El elenco de Adrogué no logró su objetivo de clasificar a la Copa Argentina del año entrante, pero se prepara para volver a meterse en los puestos de reducido. El 4 de enero iniciará su pretemporada en Villa Gesell. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS