sábado 19 de enero de 2019 - Edición Nº3140

El Porvenir | 21 dic 2018

El Porvenir: primera parte signada por la irregularidad

El conjunto de Gerli completó el primer tramo del torneo sin cumplir las expectativas propuestas. Cambio de mando sobre el inicio del campeonato, contrato de refuerzos que no estuvieron a la altura de las circunstancias y deambulo por la mitad de la tabla.


Luego de haberse salvado del descenso en la temporada 2017-2018, El Porvenir inicio la pretemporada con vistas al nuevo torneo con la idea de luchar los primeros puestos para intentar lograr el ascenso a la Primera B Metropolitana.

Sin embargo, a mediados de agosto hubo una ruptura y el comandante del barco decidió dar un paso al costado. Marcelo Ojeda abandonó el cargo de director técnico por diferencias con algunos integrantes de la Comisión Directiva y así se marchaba tras casi un año al frente del equipo. El entrenador había cosechado nueve triunfos, ocho empates y 14 derrotas, con un total de 35 puntos de 93 posibles.

Su ayudante de campo David Castellanos, junto al manager de la institución, Sergio Benet, se harían cargo del primer equipo para la temporada 2018-2019 que estaba a pocas semanas de comenzar. Junto a ellos llegaron los refuerzos: Gerardo Cabral, Julián Montenegro, Claudio Greco, Agustín Laviano, Pablo Cabral, Francisco Gatti, Luciano Cigno, Diego Caldas y Cristian Fernández, fueron los elegidos por la dirigencia y cuerpo técnico para dar el salto de calidad y reemplazar a Iván Zafaranna, Damián Ramírez y Alan Seguel, entre los más destacados de un plantel que se había quedado en las puertas de clasificar al reducido.

De todas maneras, la campaña de los de Gerli tuvo un denominador común: la irregularidad. Finalizó en el duodécimo puesto de la tabla con 23 puntos, producto de 19 partidos jugados, con la cosecha de cinco triunfos, ocho empates y seis derrotas. Convirtió 21 goles y le anotaron 24, un 40.35 por ciento de efectividad, poco si se tiene en cuenta que el equipo tenía la idea primordial de estar entre los cuatro primeros que clasificarían a la Copa Argentina al término de la primera rueda.

De local, solamente pudo ganar un encuentro: ante Excursionistas por 3-0 por la undécima fecha, pero fue sólo un espejismo, dado que le costó mucho obtener resultados positivos en el Gildo Francisco Ghersinich.

Las peores actuaciones fueron la caída ante Villa San Carlos por 4-0 por la fecha 16, la derrota ante Alem de la décima jornada y las pésimas actuaciones sin una identidad de juego en la fecha inicial ante Lamadrid por 2-0, y en la séptima y octava jornada ante Midland y Cañuelas.

En contrapartida, la campaña como visitante apreció las mejores producciones del Blanquinegro. Le ganó a Dock Sud, uno de los candidatos, por 1-0 en la segunda jornada; venció a San Martín de Burzaco por 3-1 en la sexta jornada, en lo que fue el rendimiento más alto del equipo en el torneo; se impuso sobre Victoriano Arenas por 3-2 en Valentín Alsina y logró un importante triunfo en Rosario ante Central Córdoba por 1-0, con una gran tarde de Matías Mena.

Entre los refuerzos, las tareas de Francisco Gatti, Pablo y Gerardo Cabral. El mediocampista procedente del Deportivo Español fue una de las figuras del equipo y anotó cuatro goles que fueron determinantes en la campaña. Por su parte, Gerardo Cabral aportó solvencia bajo los tres palos, y cuando se desgarró, el conjunto de Gerli sintió su ausencia. Y Pablo Cabral, procedente de las inferiores de Boca Juniors, aportó entrega y dinámica desde el andarivel izquierdo y fue una de las piezas claves, sobre todo en encuentros como el de la segunda fecha ante Dock Sud, cuando convirtió el gol del triunfo, o en el empate ante Ituzaingó por 1-1 en Gerli, donde fue determinante para salvar un punto, al darle el pase-gol a Adrián Acevedo.

Entre los goleadores del equipo, aparecen primeros en la tabla Matías Mena y Adrián Acevedo con seis conquistas, mientras que Francisco Gatti aportó su cuota goleadora con cuatro tantos. Luego, Pablo Cabral, Diego Caldas, Luciano Cigno, Claudio Greco y Agustín Laviano completaron la lista con un gol cada uno, para llegar a la cifra total de 21 anotaciones sobre 19 juegos.

Ahora, el plantel se encuentra de licencia por vacaciones, y a partir del viernes se programarán pruebas de delanteros por parte de Sergio Benet y el cuerpo técnico. La idea es sumar un delantero de referencia de área para que inicie la pretemporada junto al resto de sus compañeros en enero. También un volante creativo está dentro de las prioridades tanto de la dirigencia como del cuerpo técnico. Todavía no trascendieron nombres.

La idea es que la pretemporada tenga inicio entre el 2 y el 3 de enero en Gerli. Durante una semana se harán ejercicios de reacondicionamiento, para luego entrar en la parte más fuerte. Aún no se han confirmado amistosos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS