jueves 21 de marzo de 2019 - Edición Nº3201

Pirincho | 19 dic 2018

Pirincho festeja la navidad con los mejores chismes

Ni siquiera Papá Noel puede frenar la catarata de chismes de Pirincho. Una edición "Cuarenta Kilates".


TAGS: PIRINCHO, CHISMES

ANGULO: ¿Cómo anda, maestro de maestros?

PIRINCHO: ¡Acá andamos, querido, esperando que termine el año de una vez por todas!

ANGULO: ¡Cuánta ansiedad!

PIRINCHO: Y, no es para menos, Angulo, la fauna termina el año con todo. ¡Son terribles!

ANGULO: ¿Para tanto?

PIRINCHO: Mire, por cómo viene la cosa, creo que no me alcanza esta edición para contar todas las que se mandaron esta última semana.

ANGULO: ¡Interesante!

PIRINCHO: Eso lo dejo a su criterio y de los estimados y celebérrimos lectores.

ANGULO: Bueno, le pido por favor entonces que deje de dar tantas vueltas y cuente, ¡que el pueblo quiere saber de qué se trata!

PIRINCHO: Hay tanto que no sé por dónde empezar.

ANGULO: Por donde sea, pero empiece, "troesma". ¡Me está matando la ansiedad!

PIRINCHO: Bien, empiezo por Avellaneda. ¿Se acuerda que la semana pasada le conté que el "Bicho" había recibido un allanamiento por el tema de supuestas cooperativas "truchas"?

ANGULO: Sí, terrible quilombo se armó con eso.

PIRINCHO: Ahora el que contraatacó fue el "Bicho".

ANGULO: ¡No diga!

PIRINCHO: Sí, le digo. El "Chobi" no se morfó el apriete que recibió la semana pasada y aprovechó un acto de los industriales de su distrito para cantarle las cuarenta al concejal "buenito" de Cambiemos, al que acusó de haber impulsado la movida judicial en su contra.

ANGULO: ¡Apa!

PIRINCHO: Resulta que el edil tiene su empresita familiar y siempre va a la comilona de fin de año de los empresarios de Avellaneda. Cuando el "Bicho" lo vio, ni lo dudó: a la hora de su discurso, le apuntó con todo.

ANGULO: ¿Posta?

PIRINCHO: Sí, sí, recontra posta. Cómo será que delante de todos los empresarios lo señaló y le dijo que le iba a iniciar un juicio por "falsa denuncia".

ANGULO: ¡A la marosca!

PIRINCHO: El "Chobi" estaba recaliente. Delante de todos dijo que en el allanamiento no habían encontrado nada y que todo era mentira.

ANGULO: Caramba...

PIRINCHO: Le aclaro que "Buenito" no se quedó callado y, como quien no quiere la cosa, se hizo cargo de la denuncia, se victimizó y advirtió que el juez se llevó un montón de documentación que podría servir de prueba del supuesto ilícito cometido con las cooperativas.

ANGULO: ¡Qué momento!

PIRINCHO: Momento fue el vivido por el querido gran "Cholo" de Avellaneda.

ANGULO: ¿No me diga que también tuvo problemas con el "Bicho"?

PIRINCHO: Lo del "Cholo" traspasa las barreras de Avellaneda.

ANGULO: ¡Epa! ¡Cuente!

PIRINCHO: El siempre sonriente capo de los municipales de la provincia había organizado una "salidita" con los compañeros. Destino: Mar del Plata.

ANGULO: Escuchemé, maestro, ¿no falta unas semanas tadavía para las vacaciones?

PIRINCHO: La movidita no venía justamente por el lado vacacional. La movilización tenía que ver con expresar apoyo al gremio marplatense, que anda de tiroteo con su intendente por el tema salarial.

ANGULO: Ahora entiendo.

PIRINCHO: El punto es que cuando los micros comenzaron a llegar a la Ciudad Feliz, iban siendo parados por la Policía. Eran requisados y obviamente demorados.

ANGULO: ¡Mire usted!

PIRINCHO: El tema se fue poniendo espeso porque la cosa tardaba mucho y ningún micro estaba pudiendo ingresar.

ANGULO: ¡Qué raro!

PIRINCHO: Ninguna rareza, querido. Los estaban demorando porque no querían quilombo en la ciudad. ¡Eran más de diez micros repletos de afiliados dispuestos a expresar su apoyo a los compañeros marplatenses!

ANGULO: ¡Fea la actitud!

PIRINCHO: Fea se puso la cosa cuando llegó el gran "Cholo". El hombre se le paró de manos a la Poli y eso no cayó nada bien. Uno de los oficiales le preguntó si lo estaba "apurando". El hombre fuerte de los municipales le dijo que de ninguna manera, que "apurar" era otra cosa. Y sin mediar palabras, le demostró lo que significaba apurar.

ANGULO: ¿Qué pasó?

PIRINCHO: Hizo bajar a todos los compañeros de los micros y los mandó a hacer un piquete en plena Ruta 2.

ANGULO: ¡Ah, bué!

PIRINCHO: En un rato se solucionó todo. Un par de llamadas telefónicas de varios "influyentes" y los municipales tuvieron la ruta despejada para ingresar a la Feliz.

ANGULO: ¡Qué fenómeno!

PIRINCHO: Fenomenal la pasaron los compañeros municipales de Lanús durante la visita a Mardel.

ANGULO: No entiendo.

PIRINCHO: Me cuentan que después de la movilización y el "aguante" a los marplatenses, hubo picnic en la playa.

ANGULO: ¡No podés!

PIRINCHO: ¿Cómo me dice eso? Hubo una emoción terrible, porque muchos "cumpas" jamás habían pisado el mar. Después de un día de sandwichitos y playa, pegaron la vuelta para la urbe.

ANGULO: Bué...

PIRINCHO: Para terminar con Avellaneda, le cuento que mis informantes me indicaron que ex concejal massista, miembro de clan familiar muy peronista, habría tomado la decisión de volver al PJ. Nada más y nada menos que de la mano de Urtubey. Hay foto y todo.

ANGULO: ¡No tienen paz!

PIRINCHO: Nunca la tuvieron. Para más detalles, estuvo presente en el acto del gran "Cacho" de Avellaneda. En el que estuvo el "Piche".

ANGULO: No me diga más.

PIRINCHO: Si no quiere escuchar chismes de peronistas, tengo un par de los de Cambiemos. En Echeverría se armó alto revuelo con el concejal "cocinero radicheta".

ANGULO: ¿Qué pasó?

PIRINCHO: ¿Se acuerda que le había contado que una edil había renunciado al bloque de Cambiemos, y lo había hecho por wasap?

ANGULO: Sí. Además, recuerdo que se había pasado a las filas del kirchnerismo.

PIRINCHO: Exacto. Bueno, en la última sesión lamentablemente hubo flor de balurdo entre el "cocinero radicheta" y la "exiliada".

ANGULO: ¿Qué ocurrió?

PIRINCHO: Cuentan que para hacerle el aguante a la edil y en señal de agradecimiento por su llegada al bloque oficialista, los compañeros se movilizaron y coparon las barras.

ANGULO: ¡Cuánta solidaridad!

PIRINCHO: Sí, la verdad que emocionó. Pero el que no se emocionó, y por el contrario estaba recaliente, era el "cocinero". Parece que cada intervención de los concejales era acompañada por una catarata de insultos y burlas de la bullanguera barrita.

ANGULO: ¡Mamadera!

PIRINCHO: Apenas terminó la sesión, el “cocinero” se le paró de manos a la presidenta del HCD y le reclamó por lo ocurrido. En el medio apareció la "exiliada".

ANGULO: ¿Y?

PIRINCHO: Y parece que el "cocinero" le habría dicho, menos linda, de todo.

ANGULO: ¡Que no se diga!

PIRINCHO: Sí. De todas formas, el "radicheta" aclaró que la cosa no había sido para tanto. De todas formas, pidió disculpas por si la "edil del wasap" estaba ofendida.

ANGULO: Vale la actitud.

PIRINCHO: Hablando de "radichetas", los otros días hubo un importante acto en el que asumieron todos los presidentes de los comités de distrito de la tercera. Vino Salvador y mucha dirigencia nacional y provincial de Cambiemos.

ANGULO: ¡Una fiesta de la democracia!

PIRINCHO: Más o menos.

ANGULO: ¿Por?

PIRINCHO: Porque los comentarios eran dos: por un lado, la terrible interna dentro del mercurismo, que casi rompe el bloque de Cambiemos. Por suerte, la cosa terminó en paz: el edil en cuestión, que estaba en el ojo del huracán, terminó abrevando en las aguas del PRO. Y todos medianamente contentos.

ANGULO: ¡Mire usted!

PIRINCHO: El otro temita fue el casi escándalo que hizo concejal "radicheta" de Lomas durante el evento.

ANGULO: ¿Qué le pasó?

PIRINCHO: Parece que se habían olvidado de ella y no había asiento. ¡Y ella quería estar en primera fila!

ANGULO: ¡No podés!

PIRINCHO: No sabe la cara de puchero que tenía. Diga que de pronto se levantó el "funebrero" y un gesto que lo ennoblece aún más, le cedió su asiento.

ANGULO: ¡Cuántas plumas tienen algunos!

PIRINCHO: Hablando de plumas, me dicen que en el gallinero de "Cambiemos" de Almirante Brown el horno no está para bollos.

ANGULO: ¡Ups!

PIRINCHO: En la última sesión votaron divididos y todos miran hacia China.

ANGULO: No entiendo.

PIRINCHO: El que está en China es "Renazzoni". Y al parecer, habría mandado expresas órdenes de votar en contra una serie de ordenanzas. El punto es que hubo dos ediles que se revelaron y no le dieron bola.

ANGULO: ¡Alalá!

PIRINCHO: Le doy más datos, los dos que se opusieron tienen pasado peronista y no tendrían la mejor de las ondas con "Renazzoni". Sobre todo uno de ellos, sobre el cual se especula que en cualquier momento pegue el salto hacía el "pichettismo".

ANGULO: ¡Tomá mate!

PIRINCHO: Pero por ahora nadie saca los pies del plato. Hablando de plato, me voy a preparar los platos para la Noche Buena. Además, ya me voy preparando para la llegada de Papá Noel. ¡Les mando un abrazo para todos, el deseo de una Feliz Navidad y nos leemos en la próxima!

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS