sábado 19 de enero de 2019 - Edición Nº3140

Los Andes | 12 dic 2018

Los Andes ya piensa en lo que viene

Si bien despidió el 2018 ganando y cortando una serie negativa de 16 partidos sin vencer, el Milrayitas sabe que tendrá que pelear con el tan temido descenso, sabiendo que cayó en la zona roja y comparte esa posición junto a Quilmes.


Toda la mala racha se corta, y fue así como Los Andes, pese a seguir hundido en el último puesto de la tabla, cerró el 2018 venciendo a Platense, su primer triunfo del campeonato en la Primera B Nacional.

El Milrayitas cortó una serie de 16 encuentros sin vencer, con seis empates y diez derrotas; mientras que en condición de visitante llevaba trece partidos sin ganar y no sabía lo que era sumar de a tres desde marzo de este año, cuando derrotaba por 2-0 a Brown de Adrogué. Además, las casualidades del destino indicaban que en 2011 el equipo de Lomas de Zamora acumuló 23 partidos sin ganar, y cortó esa negativa serie también contra Platense aquella vez.

Sin embargo, pese a la alegría por el triunfo, Los Andes sabe que terminó el año en zona de descenso directo en compañía de Quilmes, después de la igualdad del Cervecero y los triunfos de Temperley y Defensores de Belgrano en sus respectivos compromisos.

Sobre lo que fue la victoria contra Platense, el entrenador Aníbal Biggeri analizó: “Es importante porque los chicos necesitaban el triunfo, siempre destaco que trabajan mucho, ponen mucho esfuerzo y a veces no alcanza nunca. Se ganó un partido importante, y más que el juego, destaco la entrega, cómo se defendió y el golazo que hizo Maximiliano Fornari. Por suerte sumamos tres puntos importantes que te dejan terminar el año un poco más tranquilo y encarar los doce partidos que faltan de otra manera. Los jugadores están trabajando, metiendo todo, dándole para adelante, pero lógicamente la cabeza en este juego, como en cualquier orden de la vida, es muy importante.”

Respecto del descenso, Biggeri agregó: “Yo no tengo ningún miedo de decir que Los Andes va a pelear el descenso. Esta semana sigo trabajando para rearmar el equipo con los refuerzos y ver cómo afrontaremos estos doce partidos que vienen. Soy consciente que debemos ganar siete partidos de doce para achicar el margen y no depender de nadie. Ojalá que contra Platense haya sido el puntapié inicial para la levantada definitiva. Por suerte sumamos tres puntos importantes, y más contento aún por todo el trabajo que estamos haciendo todos juntos y por los chicos, que se merecen mucho más.”

En cuanto a los puestos a reforzar, el entrenador del Milrayitas sostuvo: “Necesitamos un cinco ofensivo, un extremo que pueda jugar por derecha o por izquierda y un delantero más.”

Sobre la gente de Los Andes, el propio Biggeri tuvo un párrafo aparte: “Lo de la gente es maravilloso, nos apoyó y nos bancó todo el campeonato a pesar de la mala campaña. Darle un triunfo a la gente en el cierre del año nos da fuerza también para trabajar más tranquilo pensando en lo que falta”, declaró.

De cara a lo que viene, ya hay novedades importantes en Los Andes, teniendo en cuenta que el Milrayitas volverá al trabajo el 3 de enero a las 17 en el estadio Eduardo Gallardón, donde practicará por tres días, y luego, entre el 6 y el 12, realizará la parte más intensa de la pretemporada como lo viene haciendo hace varios años en Balcarce.

Si bien no hay rivales confirmados, la idea del cuerpo técnico de Los Andes es disputar cuatro amistosos: el miércoles 16 de enero, el sábado 19, el miércoles 23 y el sábado 26, todos previo al reinicio de la actividad oficial, cuando enfrente como local a Gimnasia y Esgrima de Mendoza.

El equipo de Lomas de Zamora ya tiene la primera lista de bajas confirmadas, en consenso entre el entrenador y la dirigencia. Los primeros jugadores que no continuarán en el equipo de Lomas de Zamora son: Lucio Barroca, Lucas Chacana, Johann Díaz, Iván Leszczuk, Maximiliano Quinteros (quien seguirá su carrera en el fútbol chileno), Federico Rodríguez y Guillermo Sánchez. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS