jueves 20 de junio de 2019 - Edición Nº3292

Temperley | 11 dic 2018

Temperley ya piensa en la última del año

Sin tiempo para relajarse, planifica lo que será el último compromiso de 2018 visitando mañana a Defensores de Belgrano, para completar el pendiente de la quinta fecha.


Luego de haber vencido por 2-0 a Independiente Rivadavia de Mendoza, Temperley no se toma descanso, ya que mañana por la noche afrontará el asterisco pendiente de la quinta fecha visitando a Defensores de Belgrano, un partido catalogado de seis puntos y clave por la permanencia por ser un rival directo.

El Celeste empieza a terminar el año con otro semblante, debido a que obtuvo por primera vez en el certamen su segunda victoria en forma consecutiva y acumula tres jornadas sin perder. Además, como local en el estadio Alfredo Beranger, hace dos presentaciones que no conoce la derrota, con una igualdad y un triunfo.

En la vuelta a los entrenamientos, el técnico de Temperley, Cristian Aldirico, en rueda de prensa habló sobre el valor del triunfo contra la Lepra mendocina y el funcionamiento de su plantel: “Destaco el crecimiento del equipo. Cuando el equipo empieza a tomar funcionamiento y a crecer, lógicamente los jugadores tienen más posibilidades. Al igual que el partido con Morón, tuvimos falta de eficacia, algo que a pesar de ganar tenemos que seguir practicando, ya que la precisión en los últimos metros es lo más difícil en el fútbol. El objetivo está claro, y es jugar cada vez mejor para que nos permita sumar puntos”, explicó.

Sobre algunas variantes de nombres y tácticas que debió realizar por algunas bajas, Aldirico detalló: “Por ejemplo, Leandro González jugó por derecha y por izquierda, y tuvo que ver su presencia con generar más juego en las salidas. En el primer tiempo, lo hizo bien abierto y lo hizo muy bien, como en el segundo también, aunque no estuvo fino en la definición. Es un jugador clave para nosotros que se esforzó mucho para mejorar su rendimiento, y ojalá lo pueda sostener. El caso de Tobías Reinhart, yo digo que cuando un jugador juvenil debuta, merece más de un partido. Lleva varios minutos en el lomo de a poco; contra Independiente Rivadavia le tocó jugar casi todo el partido y para mí lo llevó muy bien. Es una variante más que tenemos.”

En cuanto a las bajas, a la lesión de Lucas Mancinelli habrá que seguir de cerca cómo llega Ramiro Costa, quien tuvo que abandonar la cancha cuando apenas se jugaban 10 minutos, y está entre algodones. A raíz de esto, Aldirico indicó: “Ramiro Costa tiene la misma lesión que el partido pasado, es un jugador que no tiene pretemporada, que jugó muchos minutos más de lo adecuado, y el equipo lo necesita, más allá que tenemos jugadores que están trabajando para reemplazarlo, como el caso de Santiago Giordana o Lucas Delgado. Veremos si llega para el partido contra Defensores de Belgrano.”

De cara al último partido del año contra el Dragón del Bajo Núñez, el entrenador lo toma como vital y no le restó importancia, a sabiendas de que es clave por la permanencia. “En principio, es importante como todos; la realidad es que son tres puntos importantes para conseguir el objetivo. La permanencia es una preocupación, pero nosotros no estamos alarmados, ya que tenemos que sacar puntos, jugar bien como equipo, porque este plantel y este club se armó para otra cosa. La cantidad de partidos perdidos nos impide luchar por el campeonato, pero sí por el reducido”, evaluó.

El plantel de Temperley entrenará hoy por la tarde y quedará concentrado para completar mañana el pendiente de la quinta fecha contra Defensores de Belgrano, encuentro que se jugará en el Bajo Núñez desde las 20.05 y será televisado por la pantalla de TyC Sports.

El arbitraje estará a cargo de Leandro Rey Hilfer, secundado por sus asistentes José Castelli y Matías Bianchi, y por Eduardo Gutiérrez como cuarto juez.

En cuanto al parte médico, a la entorsis de rodilla que sufrió Lucas Mancinelli durante el duelo ante Deportivo Morón, el que se encuentra en duda es el atacante Ramiro Costa, quien sufrió una sobrecarga en el aductor, por lo que es un interrogante su presencia.

Temperley podría recibir dinero fresco al cierre de este 2018, ya que el AEK de Atenas está detrás de los pasos de Adrián Arregui, futbolista que tiene vinculo con el Celeste hasta 2020, pero que se encuentra a préstamo hasta junio de 2019 en San Martín de Tucumán.

Sin embargo, el Santo tucumano tiene chances de hacer uso de la opción de compra a fin de año para adquirir el 50 por ciento de su ficha en una suma cercana a los 300.000 dólares y negociar con los griegos, aunque otra chance sería que rescindía su contrato con el Ciruja para que el Gasolero sea el mayor beneficiado de esta negociación. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS