lunes 19 de noviembre de 2018 - Edición Nº3079

Avellaneda | 6 nov 2018

Municipales de Avellaneda advirtieron que la convocatoria de Ferraresi “no es una paritaria”

Esa fue la respuesta del titular del STMA, Hernán Dival, al llamado a la reapertura de paritarias que hizo el intendente, aunque sin convocatoria -como las últimas veces- al único sindicato con personería gremial.


El último acuerdo paritario para los empleados del sector municipal en Avellaneda se cerró en septiembre por un aumento del 5 por ciento adicional al 30 acordado en diciembre de 2017. El intendente Jorge Ferraresi volvió a llamar a una nueva reunión para este mes a la que aún no convocó al Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda (STMA), único con personería gremial.

 

A pesar de que el porcentaje acordado fue de los más altos en la región y de la intención de subir algunos puntos más el incremento, el titular del STMA, Hernán Doval, cuestionó que el cálculo se aplica a salarios básicos que están “por debajo de la línea de indigencia”. El sueldo básico de un trabajador municipal de Avellaneda ronda los seis mil pesos, por lo que el último aumento representó un monto de 300 pesos, calculó el sindicalista.

 

La mesa de negociación será el 15 de noviembre y la anunció el jefe comunal durante el acto de inauguración del Sindicato Único de Trabajadores Municipales de Avellaneda (SUMA). Como en la ocasión anterior, el SMTA todavía no fue convocado.

 

“En una paritaria se discute, pero si es ir a aplaudir un decreto que firma el Intendente, eso no es una paritaria”, expresó en diálogo con el programa radial Política del Sur, en referencia a la reunión de Ferraresi con representantes del SUMA, AMRA, UPCN, ATE y hasta el titular del Sindicato de Trabajadores Municipales de Lanús (STML), Miguel Pedelhez, a quienes Doval calificó como “grandes y notables dirigentes que se sentaron a la mesa a sacarse la foto”.

 

La normativa vigente determina que el salario debe ser debatido entre cinco representantes del Ejecutivo local junto a otros cinco de los trabajadores, y sólo deben participar los sindicatos que cuenten con personería gremial, indicó el referente del STMA.

 

En ese sentido, Doval denunció al intendente de Avellaneda por “armar un acto político donde anuncia lo que quiere porque no acepta discutir en una paritaria”, y consideró que “una paritaria es una reunión de partes iguales en donde la parte empleadora y los representantes de los trabajadores discuten. Eso en Avellaneda no existe”.


Además, consideró que la convocatoria de Ferraresi es producto de la “mojada de oreja” que le causó el hecho de que el gremio Camioneros haya acordado la semana pasada un aumento del 40 por ciento. Sin embargo, insistió que, más allá de los porcentajes, el sindicato plantea “la necesidad de un sueldo básico digno” para el trabajador municipal.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS