sábado 17 de noviembre de 2018 - Edición Nº3077

Provincia | 24 oct 2018

“Es un presupuesto espantoso y sabemos que está ocultando la letra chica y la grande del acuerdo con el FMI”

Señaló el diputado nacional kirchnerista Axel Kicillof, adelantando su rechazo al cálculo de gastos e ingresos del gobierno macrista para 2019. Según indicó, Nación recortará “539 mil millones de pesos”, pero desembolsará “650 mil millones” por intereses de deuda.


Axel Kicillof, diputado nacional del Frente para la Victoria- PJ, calificó de “espantoso” el presupuesto 2019 del gobierno que comanda el presidente Mauricio Macri y cuestionó el impacto que puede tener el ajuste estipulado en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Es un presupuesto espantoso y sabemos que está ocultando la letra chica y la grande del acuerdo con el FMI. No conocemos qué firmaron y esto es una especie de nota al pie. Es muy extraño estar discutiendo, en lugar del contenido, una especie de pantomima que hicieron”, declaró ayer, antes de una disertación en la Universidad Nacional de Lanús.

En esa línea, el ex ministro de economía manifestó tener “mucha preocupación” porque “lo que se conoce del presupuesto muestra algo bastante insólito: un fuerte ajuste en todos los rubros”, en el que “no hay partida que no se salve, menos los intereses de la deuda”.

“El Gobierno planteó un recorte de 539 mil millones de pesos, no va a poner plata para los jardines de infantes, salud, educación ni jubilados. Ahora, cuando uno mira cuanto vamos a pagar de intereses de deuda que tomó Macri, son 650 mil millones de pesos. No se trata de un ajuste, sino de una redistribución de partidas. Esta es la consumación de algo que venimos denunciando hace tiempo”, recordó.

Y agregó: “Uno diría que con los resultados horribles que tenemos, en término de crecimiento del desempleo, estancamiento de la economía, el Gobierno utilizaría su último mandato para mejorar las cosas. Pero no; es un presupuesto contractivo, que va a generar más recesión, más pobreza, más centralismo en la zona de la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires”

Consultado sobre los sectores peronistas que anunciaron su acompañamiento al cálculo de gastos e ingresos nacional, el legislador kirchnerista les recordó el respaldo al proyecto de Reforma Previsional impulsado por Cambiemos.

“Yo no sé todavía quiénes son los que van a votar, porque cuando se sancionó la reforma previsional, construyeron una mayoría circunstancial, pero no les resultó sencillo”, indicó.

Y siguió: “Cada dirigente tiene que tomar sus decisiones, pero tienen que pensar bien a quien están representando y cuál es la situación que se vive en el país. Si no la desconocen, es difícil que tomen la decisión de levantar la mano para bajar las jubilaciones como dice este presupuesto”

Por otra parte, el ex ministro cargó contra las declaraciones del Presidente, en las que agradeció a los ciudadanos por “poner el hombro” ante la devaluación del precio del dólar.

“Ya conocemos esto. Es un discurso religioso, no sé qué carácter tiene. Sí él no hubiese sacado un decreto para que su hermano (el empresario Gianfranco Macri) entrara al blanqueo, con 35 millones de dólares que por los que no había pagado impuestos, uno diría que estamos compartiendo el esfuerzo. Pero lo hacen unos y los que disfrutan son otros”, protestó.

Y siguió: “El Presidente dijo que si la final de la Libertadores es River- Boca, no iba a dormir no sé cuantas semanas. Me contento con que un día solo no duerma por los problemas que está causando sus políticas económicas sobre los que menos tienen. Creo que sus prioridades están muy cambiadas. Tengo la sensación que todavía no se entendió la profundidad del desastre que genera este presupuesto”

Por último, Kicillof consideró que una eventual prenda de unidad del peronismo podría ser un plan económico para hacerle frente a las deudas contraídas por la gestión macrista.

“Yo creo que algunos esbozos existen, porque gobernamos doce años y medio el país. Haciendo un contraste, ninguna de las medidas concretas que se tomaron sería traspolable a la situación de ahora, porque es otra. Pero la orientación general del gobierno era otra: creíamos que el estado tenía que crear industria, trabajo, incluir. Ya con esos lineamientos, uno tiene otra política económica”, cerró.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS