miércoles 12 de diciembre de 2018 - Edición Nº3102

Provincia | 9 oct 2018

Farmacéuticos defienden “la calidad del medicamento” para los jubilados

A partir del nuevo convenio que propone PAMI para negociar el precio de los remedios en forma directa con los laboratorios, desde Farmacias Mutuales muestran preocupación por una posible disminución de la calidad del producto. El acuerdo regirá desde noviembre.


Las entidades farmacéuticas nucleadas en la Asociación de Farmacias Mutuales y Sindicales de la República Argentina (Afmsra) definirán esta semana si aceptan el convenio presentado por PAMI que pretende eliminar la instancia de las cámaras de laboratorios para fijar el precio de los remedios ambulatorios, según confirmó el secretario general, Carlos Villagra.

La Asociación está en pleno análisis de la propuesta de la obra social de los jubilados -que cuenta con más de un millón 300 mil afiliados-. La evaluación contempla “las partes técnicas, legales y lo relacionado con la industria”, aclaró Villagra en diálogo radial con Política del Sur. “El nuevo convenio nos llegó caído del cielo”, exclamó, en alusión al imprevisto.

Villagra alertó que la Afmsra teme que, de aprobarse las pretensiones de PAMI, empiecen a instalarse en el mercado remedios genéricos que no cumplen con los estándares de calidad como los de primeras marcas.

“¿Qué les van a dar a los que están enfermos, un medicamento trucho, que no tiene valor?”, cuestionó, y consideró que sería una forma de “sacarles la medicación segura a los jubilados”.

La medida entrará en vigencia a partir del 1 de noviembre, pero hasta ahora sólo una entidad decidió firmarla, mientras que Farmacias Mutuales aguardará hasta el jueves para definir la decisión.

Entre los factores que motivan a PAMI a buscar otro tipo de negociación se encuentra el objetivo de “abaratar costos”, indicó Villagra, y denunció que “en el fondo, hay intereses políticos”.

A pesar de las diferencias, Villagra descartó que las farmacias tomen alguna medida de fuerza, como suspender la venta de medicamentos por PAMI, debido a que por ahora “no hay necesidad de cortes, de apresurarse y perjudicar a los jubilados”, sostuvo.

En cuanto a las consecuencias que podría representar la aprobación del trato con la obra social, alertó que “hay laboratorios que son de primera calidad tanto en industria nacional como extranjera y que no se compara con los remedios genéricos”.

En este sentido, ejemplificó que “para sanar una gripe se necesita entre ocho y diez pastillas de las genéricas, mientras que con remedios de primera, tres o cuatro”.

Asimismo, comprendió que los de primeras marcas “son remedios más costosos”, pero a la vez resaltó que es una forma de “defender al jubilado”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS