sábado 17 de noviembre de 2018 - Edición Nº3077

Policiales | 8 oct 2018

La línea 540 sufrió otro intento de robo

Un chofer fue amenazado y herido con una piedra. Los trabajadores analizan qué medidas tomar, debido a que no es la primera agresión que padecen en Ingeniero Budge.


La inseguridad afectó nuevamente a la línea 540 de Lomas de Zamora. El miércoles último por la noche, una persona subió a uno de los colectivos y agredió con una piedra a un chofer para robarle. El trabajador sufrió un traumatismo de cráneo y el delincuente fue detenido.

El delegado de la línea 540 Gustavo Tévez precisó que el intento de robo sucedió a la medianoche en las calles Quesada y Virgilio, en la localidad de Ingeniero Budge. El afectado fue el último colectivo que iba desde Puente La Noria hasta la estación de Lomas de Zamora.

Tévez relató que el chofer subió a un pasajero en la zona de Budge e inmediatamente aparecieron en el camino otras dos personas. “Se dio cuenta de que eran chorros, cerró la puerta y salió”, detalló, pero uno de los tres delincuentes ya estaba arriba del vehículo.

Según explicó Tévez, el delincuente amenazó al chofer diciéndole “dame todo porque te pego un tiro”. Además, lo agredió con una piedra y le provocó la fractura de un dedo de la mano y un traumatismo de cráneo.

Los forcejeos terminaron cuando el conductor frenó de golpe y el delincuente cayó contra el parabrisas. Los quince pasajeros que iban en el colectivo redujeron al ladrón y llamaron a un patrullero que estaba cerca, que fue el que lo detuvo.

El delegado señaló que los trabajadores están “en asamblea evaluando las medidas a tomar”, porque no es el único caso de inseguridad que sufrieron. El mes pasado, un colectivo fue apedreado en la zona de La Salada, lo que le provocó una fractura de tabique a un chofer.

Los trabajadores ya marcharon el 26 de septiembre al Municipio para exigir mayor seguridad, pero Tévez cuestionó que las autoridades no hicieron “nada”, sino que sólo les prometieron que reforzarían la seguridad en la zona con más patrulleros.

Incluso, la empresa a cargo de la línea 540 había decidido desviar el recorrido del colectivo para evitar la zona de La Salada, que es donde más casos de inseguridad se registraron. Sin embargo, decidieron deshacer la medida a pedido de los vecinos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS