lunes 10 de diciembre de 2018 - Edición Nº3100

Gremiales | 13 sep 2018

Los gremios universitarios vuelven a movilizarse y alertan que el conflicto no terminó

Marcharán al Congreso para reclamar más presupuesto para el sector y contra los recortes anunciados por el oficialismo. Además, uno de los sindicatos sostiene el reclamo salarial, ya que no firmó la paritaria de la semana pasada. “El gobierno nacional da por terminado el tema, pero esto es falso”, alertan los dirigentes. Cruces con el ministro Finocchiaro por el descuento de los días de paro. 


Por Diego Lanese

Pese a que la mayoría de los gremios firmó hace unos días el acuerdo salarial para este año, los universitarios volverán a movilizarse hoy. Será al Congreso Nacional junto a organizaciones estudiantiles, científicos e investigadores, para reclamar mayor presupuesto para la educación superior en el presupuesto 2019.

La convocatoria vuelve a poner en evidencia el conflicto latente que se mantiene en el sector, que rechaza la política de ajuste que se intenta imponer desde la Casa Rosada. Incluso, algunos dirigentes alertan que “el conflicto no terminó”, ya que en las actuales condiciones presupuestarias hay graves problemas de infraestructura y funcionamiento en las universidades de todo el país.

Además, los sindicatos rechazan la intención del Ministerio de Educación de descontar los días de paro. Un gremio mantiene la inactividad en el segundo cuatrimestre y denuncia que la oferta que aceptaron otros espacios “es un retroceso”, porque vuelve la estructura salarial a la década del 90.

La nueva marcha de la comunidad educativa contra el ajuste en las universidades contará con el respaldo de los gremios de docentes. Pese a que Conadu y Fedun firmaron la semana pasada el acuerdo salarial -que otorga una suba del 26 por ciento en cuotas, más revisiones a partir de octubre-, se sumarán al reclamo, ya que consideran que el recorte de presupuesto planteado por el oficialismo con consenso de los gobernadores significa “severas limitaciones” para la educación pública.

La convocatoria es a partir de las 11 en la sede del Ministerio de Educación, para marchar hacia el Congreso Nacional. Esta medida -destacó FEDUN mediante un comunicado- responde además “a nuestro enérgico repudio a las acciones del Gobierno para desguazar el Estado, tal como la disolución de los ministerios de Trabajo, Salud y de Ciencia y Tecnología de la Nación, y configuran un retroceso en materia de políticas públicas y en el desarrollo científico y tecnológico de nuestro país”.

Además de marchar, la Conadu Histórica, otro de los gremios del sector, mantiene su reclamo salarial, ya que no firmó el acuerdo aceptado por el resto de los sindicatos, y todavía no inició las clases en este segundo cuatrimestre del año. La decisión se tomó el viernes pasado en un congreso de referentes de todo el país, que consideraron insuficiente la propuesta oficial.

“El gobierno nacional da por terminado el tema salarial. Para nosotros, esto es falso, y vamos a seguir con nuestros reclamos”, le confirmó a Política del Sur Luis Tiscornia, titular de la Conadu Histórica. El dirigente remarcó que el gremio “sigue con el plan de lucha, esta semana mantuvimos el cese de actividades” y mañana se analizarán los pasos a seguir, cuando haya un nuevo encuentro de la entidad. “Se evaluará la situación y definirá cómo se continua con el plan de lucha, es decir, si continuamos con el cese de actividades o cambiamos la modalidad. No se va a rediscutir la oferta salarial, que nosotros ya rechazamos”, agregó Tiscornia.

El rechazo de la Conadu Histórica se basa en dos ejes fundamentales: la incorporación de sumas fijas al salario y la falta de una cláusula gatillo. “Las sumas fijas es un retroceso de trece años. En 2005 hicimos una huelga de dos meses, muy similar a esta, con el reclamo central del blanqueo de los salarios, y logramos ese objetivo luego de que nos habían destrozado con la escala salarial. Que el aumento tenga tantas sumas fijas es inaceptable, achata la escala salarial, la antigüedad queda congelada y los adicionales por zona desfavorable y por título no se aplican. Volvemos a la década del 90 con este acuerdo”, criticó Tiscornia.

Sobre la cláusula de revisión, el dirigente remarcó que “la oferta es a noviembre, y luego no se determina qué incremento se pagará en diciembre, enero y febrero, y la cláusula de revisión no da ninguna garantía”.

Además, los gremios rechazaron el descuento de días de paro que intenta llevar adelante la cartera educativa para los docentes que se sumaron al plan de lucha de las distintas organizaciones. “Rechazamos la extorsión del Ministro de pretender descontar los días de paro a las y los docentes del nivel preuniversitario, cuya adhesión a la huelga supera el 90 por ciento. El Ministro desconoce el derecho constitucional de huelga”, dijeron desde Conadu Histórica. Las críticas fueron una respuesta a los dichos de Finocchiaro, que amenazó a los docentes preuniversitarios con el descuento de los días de protesta.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS