viernes 14 de diciembre de 2018 - Edición Nº3104

Policiales | 19 jul 2018

Accidente al volante: marchan para exigir que se esclarezca la muerte de los jóvenes de Fiorito

Dos chicos fueron atropellados hace más de un mes y buscan que la comunidad no los estigmatice. Está implicada una importante casa de electrodomésticos de Lanús.


El tránsito de la avenida El Plumerillo al 1800 continuó como cualquier viernes después del mediodía, aunque sobre la acera yacía un joven que fue víctima del atropello de una camioneta. A pesar de que una ambulancia irrumpió en la escena, los colectivos no dejaron de circular.

Darío Romero (20) falleció en el acto, mientras que su amigo Agustín Duarte (19) alcanzó a llegar al hospital, pero no sobrevivió a las operaciones. La policía aseguraba que estaban alcoholizados y que incluso bebían mientras conducían. Ese fue el argumento que recibió el papá de uno de los chicos, quien sostuvo que “era mentira”.

Lo que más le indignó a Oscar Duarte, papá de Agustín y de otros cinco varones, fue el estigma que impuso la policía sobre los jóvenes, y contó que lo que lo volvió “loco” fue escuchar que los clientes de los locales de la zona creyeran que “mataron dos pájaros de un tiro”.

La familia y amigos de las víctimas marcharán el viernes desde Morazán y Quesada, en Villa Fiorito, localidad de Lomas de Zamora, hasta el lugar del accidente para exigir que la justicia esclarezca el caso y “la gente sepa de verdad lo que pasó”. “Eran buenos chicos, no eran adictos, no eran delincuentes”, aseguró Duarte.

Agustín había vuelto de su trabajo en Capital Federal y salió con un amigo en la moto de su hermano. Sobre El Plumerillo al 1800 se topó con una camioneta de Casa López, un negocio de electrodomésticos de Lanús. El conductor no se detuvo a asistir a las víctimas y tampoco se cortó la calle para detener el tránsito.

La causa está en manos de la fiscalía 10 de Lomas de Zamora y en el mes que transcurrió desde el accidente consiguieron el video de una de las cámaras de seguridad del Municipio donde quedó registrado el cruce de vehículos.

Si bien ahora rige la Feria Judicial, el abogado de la familia Duarte aconsejó que “para no entorpecer la causa, no se haga la movilización”. Sin embargo, los damnificados marcharán igual.

“No me importa el tiempo que dure el juicio”, expresó el papá de Agustín en declaraciones radiales a Política del Sur. Además, criticó que desde la casa de electrodomésticos “no se acercaron a decirnos nada, siguen trabajando, están en libertad, no tuvimos ninguna notificación de parte de ellos”.

“Estoy con pocas fuerzas, pero tengo toda la voluntad de que esto se aclare”, sentenció, y cuestionó que le pareció “todo muy raro”.

El papá de la víctima busca la difusión del caso en las redes sociales para que tome mayor relevancia en la comunidad.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS