martes 20 de noviembre de 2018 - Edición Nº3080

Gremiales | 11 jul 2018

Oyhamburú opinó que crear un nuevo espacio sindical “no conduce a nada”

El dirigente lomense se refirió a la propuesta del líder de Camioneros, Pablo Moyano, de crear un “nuevo espacio” gremial si la CGT no renueva autoridades.


Luego de que trascendiera que el triunvirato que conduce la CGT unificada -con Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña− decidió suspender la renovación de autoridades que estaba planeada para el próximo 22 de agosto, el secretario general de la CGT de Lomas de Zamora, Sergio Oyhamburú, consideró que “es fundamental preservar la institucionalidad que tiene” la central obrera.

Asimismo, Oyhamburú determinó que esto va a ser posible “si juegan más a una candidatura política que a defender los derechos de los laburantes”.

En este sentido, el concejal lomense expresó que hay “compañeros que están jugando más a la política que a otra cosa”, y recomendó “esperar a la reunión del Consejo Directivo” para ver cuál es “la voluntad de la mayoría” y “respetarla”.

Además, opinó que la división del espacio “no conduce a nada”, sino que sólo sirve para “hacerle el juego al Gobierno”. A esta idea, agregó: “A eso se tiene que acostumbrar el movimiento obrero, a que si la mayoría considera que el mandato debe continuar, así será.”

También, destacó que la discusión sobre la continuidad del triunvirato no retrasa las expectativas de la unidad regional porque “depende de la voluntad de los compañeros”, porque, según planteó, ya “puso su renuncia” y consideró que “ya no es más una excusa”.

Y aclaró: “Muchos compañeros hablan de la unidad, pero no lo hacen efectivo con los hechos. Si yo no soy más una excusa, ahora depende de ellos que haya o no unidad. Muchos compañeros hablan mucho, pero hacen poco por la unidad que ellos mismos incentivan”, aseveró.

Por otra parte, el sindicalista estimó que es “obsceno hablar ahora de candidaturas” para las elecciones de gobierno provincial, en relación al anuncio del intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, porque “la gente la está pasando mal por el endeudamiento, los ajustes y la inflación, y no es el momento”. Además, consideró que “no hay nadie que garantice” el distrito “como Insaurralde”.

Por último, sobre el rol que protagoniza el obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones, quien fue designado al frente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, estimó que, si propone sentarse con “todos en una misma mesa para encontrar alguna respuesta veloz ante la necesidad que tienen miles de argentinos, está muy bien que hable con los movimientos sociales, el Gobierno” y otros. “Se lo valoro”, concluyó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS