lunes 19 de noviembre de 2018 - Edición Nº3079

Echeverría | 4 jul 2018

Monte Grande: vecinos se movilizaron contra la inseguridad

A raíz del asesinato de Daniel “Keko” Domínguez en El Jagüel, amigos, familiares y vecinos del distrito se congregaron en la plaza Mitre para pedir justicia por la víctima y más seguridad en la zona.


El barrio Martínez Moreno de la localidad de El Jagüel, partido de Esteban Echeverría, vivió el sábado pasado una “cacería” por parte de delincuentes que en el transcurso de la tarde concretaron dos robos y el asesinato de Daniel “Keko” Domínguez, de 39 años. “Por acá pasa la policía, pero hay robos igual, al voleo”, aseguró Adriana López, tía de la víctima.

Tras la repetición de hechos delictivos en la zona, amigos, familiares y vecinos de “Keko” se movilizaron el lunes frente al Palacio Municipal en reclamo de justicia y seguridad. Por su asesinato hay un menor de 16 años que fue detenido con un arma blanca.

Cuando Daniel salía de su casa para dirigirse a lo de un amigo, los agresores lo interceptaron en la puerta y lo apuñalaron con un cuchillo. El hombre falleció antes de que llegara la ambulancia.

Ese mismo día, más temprano, en un radio de dos manzanas desde la esquina de Norberto López e Isla Decepción, hubo otros dos asaltos en el que un hombre fue herido en la cara con un cuchillo. Mientras la policía se presentaba en la casa de “Keko”, otros oficiales participaron de “una corrida” donde “agarraron a un muchacho con un arma blanca y lo llevaron detenido”, describió la tía de “Keko” al aire de Política del Sur.

Sospechan que los responsables de los robos también fueron los autores del asesinato de Domínguez, hecho en el que -calculan- participaron por lo menos dos delincuentes. El crimen ocurrió durante la tarde-noche del sábado.

Alrededor de las 20 de ese día, Daniel Domínguez le había mandado un mensaje de texto a un amigo para avisarle que se dirigía a verlo. Después apareció tendido en la puerta de su casa y una vecina llamó a la policía.

Su mamá, que vive a media cuadra de la casa de la víctima, cuando llegó comprobó que su cuerpo ya estaba muy frío. Al arribo de la ambulancia, una médica confirmó su muerte. Para la investigación, en la escena del crimen participó la Policía Científica.

“No sabemos si quisieron robarle, si (Daniel) quiso defender a alguien o si llegaron a robarle los documentos”, sostuvo López, y lamentó que fue “una situación horrible”.

La morgue hasta la fecha no entregó el cuerpo a los familiares. Sin embargo, el secretario de Seguridad local recibió ayer a la pareja y a un amigo de “Keko” para brindarles contención. “Tuvimos acompañamiento de la policía y del Municipio”, afirmó.

Hace un año, el barrio también fue testigo del asesinato de Diego Lazarte. Por ese motivo, los vecinos, conmocionados por esta realidad, salieron a las calles del centro de Monte Grande a reclamar más seguridad. Los carteles también llevaban consignas para pedir justicia.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS