martes 20 de noviembre de 2018 - Edición Nº3080

Pirincho | 3 jul 2018

Pirincho sigue con el mundial de chismes

Al Chismólogo número uno nada lo detiene, ni siquiera la eliminación de la Selección en el Mundial de Rusia 2018. No afloja y nos cuenta lo último de la fauna política. Una edición “traeme alfajores, Messi”.


ANGULO: ¿Cómo anda, maestro de maestros?

PIRINCHO: Acá andamos, querido, un poco bajoneado por lo del Mundial…

ANGULO: Me imagino. Al final nos quedamos afuera en octavos. ¡Somos unos cachivaches!

PIRINCHO: Bueno, tampoco seamos exagerados. Somos muy exitistas.

ANGULO: Pasa que uno vio jugar a Kempes, a Fillol, a Maradona, a Burruchuga, tantos grandes, y estos muchachos casi estuvieron al borde del papelón.

PIRINCHO: No le digo que es un exagerado. ¡Qué le queda entonces a Alemania, España, y ni qué hablar de Italia!

ANGULO: No me conformo con eso. Yo quería ganar el Mundial. ¿¡Dónde quedó aquello de “tráeme la copa, Messi”!?

PIRINCHO: En la nada. Al final, ni siquiera alfajores nos trajo la “pulga”. Pero le reitero, no se enoje. No quiero que llegue al nivel de un “barra brava”. Le pido tranquilidad. Finalmente, esto se trata simplemente de fútbol.

ANGULO: Tiene razón.

PIRINCHO: Y si no, mire a toda la “fauna” política que viajó a Rusia y se tuvo que volver con la cabeza gacha.

ANGULO: ¿Está seguro de que son todos los que dijo?

PIRINCHO: Absolutamente. Le diría que me quedé corto.

ANGULO: Los que se enojaron son los de Lomas. Dicen que los escrachó gratuitamente a los pibes…

PIRINCHO: Esos pibes, como usted les dice, no son ningunos santos. Y le reitero: todos los que mencioné se fueron a ver el Mundial. Inclusive los de Lomas.

ANGULO: Si Pirincho lo dice…

PIRINCHO: Me dijeron que, producto del viajecito, se suspendieron varias reuniones. Sobre todo, en la zona de San José.

ANGULO: ¡Mire usted!

PIRINCHO: La que no se suspendió fue la que organizó, justamente, el “negrito de San José”. Juntó a todos los representantes de la República de San José. No faltó ninguno.

ANGULO: ¿Posta?

PIRINCHO: El “grone” no se anduvo con vueltas. Organizó un asadito…

ANGULO: ¡Con razón!

PIRINCHO: Me dijeron que los compañeros hablaron de todo y de todos.

ANGULO: Me imagino.

PIRINCHO: Estuvo el “Capitán Beto”, entre otros. Me dicen que con esto de que “MI” se tira a la pileta en la provincia, no habría que descartarlo al “veterano” para dar pelea por la sucesión en Lomas.

ANGULO: ¿Usted dice?

PIRINCHO: Mire, me dicen que el “Capitán” está mucho mejor de salud y que se quedó con las ganas de seguir un tiempito más en el sillón de “MI”.

ANGULO: ¡Ups! ¡Le gustó el sillón!

PIRINCHO: El tema es que en la intimidad, todos saben que a “MI” no le gustó ni medio el cariño que “Beto” le agarró al silloncito. Me parece que tiene pocas chances…

ANGULO: ¡Toma pa’vó!

PIRINCHO: Salvo que aparezca algún tapado o que “MI” al final resuelva seguir en Lomas, la pelea va a estar entre el “Guille” y “Baby Face”.

ANGULO: ¡Qué fenómeno!

PIRINCHO: Hablando de “MI”, la gente de Cambiemos está bastante enojada con el siempre elegante intendente de Lomas de Zamora.

ANGULO: ¿Por lo de la candidatura a gobernador?

PIRINCHO: ¡No, qué va! Lo tienen apuntado porque dicen que maltrató a una funcionaria del Ministerio de Trabajo. Afirman que le levantó la voz, y en estos tiempos de equidad de género, no sería una buena idea eso de gritarle a una mujer.

ANGULO: ¡No le puedo creer!

PIRINCHO: Me cuentan que “MI” está acostumbrado a levantar la voz durante las reuniones de gabinete…

ANGULO: ¿Al estilo del querido “Uno”?

PIRINCHO: No tanto. Primero, porque el recordado “George Primero” casi no hacía reuniones de gabinete; y segundo, porque lo del “Uno” era irrepetible. ¡Irrepetible!

ANGULO: Menos mal.

PIRINCHO: De todas formas, las malas lenguas cuentan que “MI” estaba bastante enojado con la funcionaria porque no les estarían renovando los contratos a los empleados de la oficina de empleo.

ANGULO: ¿Y entonces?

PIRINCHO: Y entonces es como el juego del gran bonete. Desde Nación dicen que en Lomas sabían que este año tenían que hacerse cargo, y la gente de “MI” dice que no es así.

ANGULO: ¡Qué lío!

PIRINCHO: Es por eso que aseguran que “MI” se puso un poco nervioso y le habría levantado el tono de voz a la funcionaria.

ANGULO: Fea la actitud.

PIRINCHO: Hablando de líos, el que anda en problemas es un funcionario lanusense, luego de haber sido sorprendido en un control de alcoholemia en la Ciudad de Buenos Aires.

ANGULO: ¿No me diga que le dio positivo?

PIRINCHO: Si quiere no, se lo digo, pero me corta el chisme.

ANGULO: No, por favor. ¡Cuente, cuente que el pueblo quiere saber de qué se trata!

PIRINCHO: Parece que el funcionario en cuestión, un director, tenía una fiesta, y para darse gala de ser “capo” en Lanús, no se le ocurrió mejor idea que utilizar un vehículo oficial para uso personal.

ANGULO: ¡Un atrevido!

PIRINCHO: Pongalé. La cuestión es que el susodicho se pasó de copas y manejó igual. Tuvo la mala suerte de que justo lo agarró un control policial y le dio positivo. No sólo le hicieron la boleta, sino que además le incautaron el vehículo.

ANGULO: ¡Noooo!

PIRINCHO: Como escuchó y leyó. Al fulano ya le dieron un “shot”. Además, por lo que me chimentaron, el hombre venía con algunos antecedentes bastante oscuros. ¡Con el “Pelado Amarillo” no se jode!

ANGULO: ¡No tienen paz!

PIRINCHO: Hablando de amarillos, sigue la mala onda con “Renazzoni” en Brown.

ANGULO: ¿Y ahora qué pasó?

PIRINCHO: No lo pueden ver ni en figuritas. Dicen que es concejal de martes a jueves.

ANGULO: ¿Cómo es eso?

PIRINCHO: Como lo escuchó. El hombre aparece en el Concejo Deliberante sólo esos días. El resto ni aparece.

ANGULO: ¿Y para las timbreadas?

PIRINCHO: Me datearon que está solo para la foto y luego se toma el palo. Aunque, como viene la mano, me parece que lo del “timbreo” va a formar parte del pasado amarillo.

ANGULO: ¿En serio?

PIRINCHO: Por ahora se cortan. La gente está recaliente. No quiere ver ningún amarillo que se le aparezca en la puerta diciéndoles “Sí se puede”.

ANGULO: ¡Mamadera!

PIRINCHO: Volviendo a “Renazzoni”, diga que las sesiones del Concejo caen dentro de esos días. Si no, estaría bastante complicado el ex capo del PAMI.

ANGULO: ¡No tienen paz!

PIRINCHO: Ni un poco. Bueno, ahora lo tengo que dejar. Se vienen las vacaciones de invierno y tengo que ir a ver a dónde llevo a mis sobrinitos durante esos días. ¡Les mando un abrazo y nos leemos la semana próxima!

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS