lunes 10 de diciembre de 2018 - Edición Nº3100

Provincia | 12 jun 2018

Pasaron a retiro al jefe de la DDI de la Bonaerense

Alfredo De Chiara reemplazará a Adrián Manzi, a quien se le objetó no detectar el comportamiento del grupo de los policías y civiles de la Departamental detenidos en la zona sur del Conurbano, en particular Lomas de Zamora, Avellaneda y Quilmes.


El Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires pasó a retiro al superintendente de Investigaciones en Función Judicial, comisario mayor Adrián Manzi, tras la investigación que detectó una banda mixta de policías y civiles acusada de recaudar dinero de forma ilegal e ilegítima a través de la extorsión en distintas localidades del Conurbano.

Según informó la agencia Télam, una fuente de la cartera de Seguridad precisó que a Manzi se le objeta no haber detectado el comportamiento del grupo de los policías y civiles de la Departamental de Investigaciones (DDI) detenidos en la zona sur del Conurbano, en particular Lomas de Zamora, Avellaneda y Quilmes.

Por ello, se le inició un sumario en la Dirección de Asuntos Internos y se designó en su reemplazo a Alfredo de Chiara, hasta ahora titular del área de combate al tráfico de drogas ilícitas y crimen organizado en Junín, quien comandó la investigación.

El vocero detalló que, si jefes de las DDI “cayeron en una banda, es lógico que se ponga en análisis la conducta de su superior", aunque aclaró que "hasta ahora, es sólo el sumario interno y no está nombrado en la causa judicial contra los policías".

Diez días atrás, el ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo, junto al fiscal Federal de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera, y el jefe de la Policía, comisario general Fabián Perroni, habían presentado detalles de una serie de operativos que permitieron desbaratar esta red de recaudación ilegal conformada por policías y civiles. La investigación incluyó más de veinte allanamientos realizados en distintas localidades del Conurbano, donde quedaron aprehendidos 14 miembros de la organización criminal.

"Hoy no perdimos a policías, nos sacamos de encima a delincuentes", había señalado el titular de la cartera de Seguridad, y sostuvo: "Desde que asumimos, llevamos adelante una política de lucha contra las mafias, y eso no es un slogan, es una forma de trabajar."

Según informó el Ministerio de Seguridad, los implicados estaban acusados de exigirles dinero a comerciantes para no realizar inspecciones, a delincuentes para "dejarlos trabajar" y a puesteros de las ferias de La Salada, Olimpo y Villa Domínico a cambio de no secuestrarles la mercadería.

Se realizaron en total 22 allanamientos en domicilios de Lomas de Zamora, Bosques, Isidro Casanova, San Vicente, Villa Centenario, Merlo, Olivos, Florencio Varela, San Francisco Solano, Burzaco, La Tablada, Claypole, Ringuelet, González Catán y Banfield. Además, hubo requisas en la DDI Lomas de Zamora, la DDI Avellaneda-Lanús, entre otras reparticiones.

La red de recaudación tenía una lista de comerciantes a los que visitaba regularmente para cobrarles una "cuota". La visita podía ser semanal o mensual, dependiendo del arreglo con el comerciante.

Tras una amplia investigación, que tuvo su epicentro en la intervención de líneas telefónicas, se constató la actividad ilícita por parte de efectivos de las DDI de Lomas de Zamora y de Avellaneda-Lanús, de la Jefatura Departamental San Vicente y de la Comisaría de Presidente Perón.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS