lunes 21 de enero de 2019 - Edición Nº3142

Policiales | 11 jun 2018

La madre de Érica Soriano sostuvo que “Lagostena es el responsable” de la muerte de su hija

En el marco del juicio por la desaparición de la joven, su familia sostuvo que Daniel Lagostena, el único imputado en la causa, es el responsable del crimen.


La madre de Érica Soriano, María Esther Romero, afirmó el viernes pasado que la pareja de la joven, Daniel Lagostena, es el “responsable” de su desaparición. Además, indicó que quiere que el imputado vaya preso para que “a nadie le pase lo que le pasó” a su hija.

Romero explicó que, si bien no recuerda algo extraño de la relación entre Lagostena y Érica, se pudo dar cuenta de la responsabilidad del hombre en el crimen “reuniendo todo el rompecabezas” y “sumando todo lo que sabían las amigas y las compañeras de trabajo” de la joven sobre el tipo de relación que mantenían.

Además, recordó que, en el marco del juicio por el crimen de su hija, las ex parejas de Lagostena declararon que él fue “agresivo, violento y manipulador” con ellas y que “fueron golpeadas”.

Érica Soriano estaba embarazada de dos meses cuando desapareció, el 20 de agosto de 2010 en el partido bonaerense de Lanús. Daniel Lagostena, quien era su pareja y aparentemente la última persona que la vio con vida, está acusado de haberla matado, a pesar de que el cuerpo nunca apareció.

Lagostena se encuentra en prisión preventiva, pero podría ser condenado tras el juicio que se está llevando a cabo en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 9 y que se prevé que se extenderá hasta el 15 de junio.

El viernes pasado declararon en el juicio dos mujeres cercanas a Érica que lo complicaron aún más a Lagostena, ya que dieron cuenta de la manipulación que el hombre ejercía sobre su esposa.

Una de las personas que declaró fue Gabriela Kincaid, compañera de trabajo de la víctima, quien afirmó que Lagostena no le permitía maquillarse ni salir de la casa que compartían en caso de que discutieran, hasta que no se reconciliaran.

Por su parte, Laura Rama, amiga de Érica, afirmó que la víctima se había arrepentido de irse a vivir con Lagostena y que en una oportunidad le contó que estaba “viviendo un infierno”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS