jueves 13 de diciembre de 2018 - Edición Nº3103

Lanús | 17 abr 2018

Reclaman contra el vaciamiento del UPA de Lanús

Los trabajadores de la unidad sanitaria se movilizaron para visibilizar las problemáticas de mantenimiento y falta de personal que arrastra el centro de salud. No descartan nuevas medidas de fuerza.


Los trabajadores de la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Lanús dieron el viernes un abrazo al edificio en forma simbólica y en protesta por la falta de mantenimiento e inversión en esa entidad sanitaria.

El centro de salud, ubicado en Coronel Osorio al 1200, en Lanús, depende del Hospital Evita bajo la órbita provincial. Acompañados por la Asociación Sindical de los Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop) y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), los trabajadores reclamaron al Gobierno la inactividad ante la falta de insumos, medicamentos y licencias sin cubrir.

“La salud es un derecho del pueblo y es un deber del Estado garantizarlo. Nosotros tenemos el deber de reclamarles a las autoridades actuales que eso se resuelva”, exigió la presidenta de Cicop del Evita, Sandra Álvarez.

También detalló cuáles son las falencias que presenta la UPA: “Cada vez tiene menos profesionales. De los 14 médicos clínicos que debe haber a la semana, sólo hay un pediatra y seis clínicos, de los cuales dos están con licencia. Hay una disminución notable en los medicamentos y falta de insumos y equipamiento.”

La institución brinda un servicio de atención médica estilo guardia cuyo objetivo es descomprimir el alto grado de demanda que presenta el Hospital Evita por ser uno de los más representativos de la región. Hoy la finalidad ya no la cumple porque cada vez son menos las personas que concurren.

En palabras de la referente sindical de la salud, “la comunidad se va acercando y encuentra mucha menos respuesta que antes; por lo tanto, deja de ir”. En la misma línea, afirmó que el hospital también registra falta de personal, por lo que los pacientes “no consiguen turnos”.

Tanto el Evita como el centro sanitario corresponden a la gestión y financiamiento del gobierno provincial, aunque Álvarez denunció que “los hechos marcan una decisión tomada” sobre un posible vaciamiento de las instituciones, y descartó alguna intervención por parte del intendente de Lanús, Néstor Grindetti.

“Hemos intentado varias veces reunirnos con referentes municipales y no nos han recibido”, lamentó la médica, y aseguró que no habrá ninguna inversión desde el distrito “porque el Municipio no tienen planteado el apoyo a la unidad”.

En este caso confirmó que concentrarán nuevas medidas de fuerza en conjunto con los trabajadores del UPA para las próximas semanas. Por lo pronto tratarán el tema en asambleas.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS