jueves 13 de diciembre de 2018 - Edición Nº3103

Pirincho | 20 mar 2018

Pirincho se prepara para la Semana Santa

En épocas de retiro espiritual, el chismólogo número uno de la región no afloja. Otra edición para chuparse los dedos.


ANGULO: ¿Cómo anda, maestro de maestros?

PIRINCHO: Acá andamos, querido, viendo cómo se nos va el verano y llega el otoño.

ANGULO: No me diga que anda nostálgico…

PIRINCHO: Puede ser. Con la caída de las hojas y el fresco me pongo medio “melanco”.

ANGULO: Mire usted, no lo tenía en esa.

PIRINCHO: Con los años uno va cambiando. La nostalgia es uno de esos aspectos que se van profundizando en mi personalidad.

ANGULO: Una faceta que no conocíamos de Pirincho.

PIRINCHO: Qué quiera que le diga… Mejor hablemos de la fauna política. ¿Le parece?

ANGULO: No tengo problemas. Es lo que espera la gente.

PIRINCHO: Hablando de nostálgicos, la semana pasada en Lomas hubo mucho nostálgico suelto.

ANGULO: ¿Perdón?

PIRINCHO: ¿No se enteró que vino Máximo?

ANGULO: ¿El hijo de CKF?

PIRINCHO: El mismo. El gordito devenido en flaco. Vino en plan de dirigente y de bajada de línea. Muchos quisieron ver en él la figura de su padre, y por qué no, de la madre.

ANGULO: Es bastante parecido al padre.

PIRINCHO: La verdad que sí. Juntó a buena parte del peronismo lomense. Ojo, muy lejos de las movilizaciones que hacían sus padres estuvo esta. Además, no fueron de la partida “MI” ni la parte más “K” de Lomas.

ANGULO: ¿A quiénes se refiere?

PIRINCHO: Y… todo lo que tiene que ver con los gremios de Suteba y CTA, no hubo nadie. Dicen que no querían compartir escenario con el “MImismo”. Raro…

ANGULO: ¿Por?

PIRINCHO: Esos muchachos, después de compartir escenario con Moyano, no le hacen asco a nada. O a casi nada. Porque cuando apareció “Baby Face”, ¡hubo un murmullo! Todavía no le perdonan el haber votado la reforma jubilatoria a los del Bapro.

ANGULO: ¡Cómo está de filoso, maestro!

PIRINCHO: ¡Es el otoño! Le aclaro que lo del murmullo no fue sólo para “Baby”.

ANGULO: ¿Hubo más?

PIRINCHO: Apareció el ex vicegobernador y ahora ex decano de Sociales de Lomas.

ANGULO: ¡El “Gabi” de la gente!

PIRINCHO: Con su mejor cara de póker, se subió al escenario haciendo la “V” de la victoria. Aunque la verdad, el pobre viene de derrota en derrota. En la semana perdió el último reducto que le quedaba, su Facultad. Encima, a manos de su archienemigo: el rector de la Universidad de Lomas le metió el decano. Las malas lenguas dicen que lo único que le queda es Esteche.

ANGULO: ¡Ah, bué! ¿Y Amado? ¿No es más su amigo?

PIRINCHO: Mire, la situación de Amado no queda muy clara. Y mucho menos sus amistades. Estuvo en Lomas, pero prefirió no subir el escenario. De todas formas, le aclaro, el más aplaudido fue Navarro.

ANGULO: ¿El “Obeso Oriental”?

PIRINCHO: ¡Noooo! A ese no lo pueden ver ni en figuritas los “K”. Los “chinos” andan en otra sintonía, bastante lejana a la de los “K”. Me refería a Navarro, el periodista “K”.

ANGULO: Mire usted.

PIRINCHO: Ya que estamos en Lomas, me chusmearon que hay mucha preocupación con el tema de las delegaciones municipales.

ANGULO: ¿Qué pasó?

PIRINCHO: ¿Se acuerda del “asunto” de San José?

ANGULO: Lo del empleado que falleció en un accidente.

PIRINCHO: Correcto. Me dicen que el tema sigue calentito y que desde las altas esferas hay preocupación con lo que pueda hacer la viuda. Los que están en la pomada afirman que la susodicha en cualquier momento prende el ventilador.

ANGULO: ¡Alapipetuá!

PIRINCHO: Le digo más, la relación entre el “Capitán Beto” y el edil de la discordia sigue mal. Pero eso no es todo.

ANGULO: ¿Hay más?

PIRINCHO: ¡Pirincho siempre tiene más! Mis buchones me advirtieron de un “problemita” en Santa Catalina. El inconveniente sería con un “fercho” que se llevó puesto un auto y provocó heridas en su conductor.

ANGULO: ¡Un choque!

PIRINCHO: Exacto, pero no un choque cualquiera. Aparentemente, el “fercho” municipal no tendría registro, o al menos su registro estaría vencido.

ANGULO: ¡Mamadera!

PIRINCHO: ¿No le digo que lo de las delegaciones es un quilombo? Hay una en la que el delegado no va nunca. Es hijo de un viejo dirigente y hermano de una concejal. La gente se cansa de esperarlo para hacerle reclamos, pero el hombre no aparece.

ANGULO: ¡Qué fenómeno!

PIRINCHO: La que es un fenómeno es la concejal amarilla de Lanús.

ANGULO: ¿Y ahora qué pasó?

PIRINCHO: La edil sigue “boqueando” y le hace frente a todo el bloque. Dice que responde únicamente al “pelado amarillo”, y sólo si él se lo pide vota los proyectos que vienen al Concejo.

ANGULO: Esa mujer anda con algunos problemitas…

PIRINCHO: Tiene varios. Ella reconoce que el principal es que su profesora de yoga está de vacaciones. El otro es uno del cual se va a enterar dentro de poco.

ANGULO: ¿Perdón?

PIRINCHO: Parece que es una decisión tomada que no renueve. No hay vuelta atrás.

ANGULO: Caramba.

PIRINCHO: Hablando del mundo amarillo, me datearon que hay una relación que acaba de romperse. No queda muy en claro los motivos, pero me aseguraron que la buena onda que había entre la “sobrina nieta de” y flamante concejal se habría roto.

ANGULO: ¡Ups!

PIRINCHO: Dicen que ni se pueden ver. ¡Todo mal entre ellos!

ANGULO: ¡Mire usted!

PIRINCHO: La que no tiene paz es la “petisa” de Lanús.

ANGULO: ¿La ex diputada?

PIRINCHO: La misma. Esta que le voy a tirar es fresquita, de ahora. La esposa del “petiso de Lanús” estaría por mojar un cargo en la Defensoría del Pueblo bonaerense.

ANGULO: ¡Ah, bué! ¡¡Dejen algo para los pobres!!

PIRINCHO: Otro que al parecer tampoco tiene paz, y por lo visto sí un poco de miedo, es concejal de comercio lanusense. El edil todo el tiempo va acompañado por robusto “culata”. Lo sigue todo el tiempo, hasta cuando va al “ñoba”.

ANGULO: ¡Si tenés miedo, comprate un perro!

PIRINCHO: El que sigue cabrero es el “Cholo” de Avellaneda.

ANGULO: ¿Qué le pasa al “number one” de los municipales?

PIRINCHO: No le gustó ni medio que lo involucren con la Gladys, y mucho menos con el “Cacho”. El “Cholo” es peronista de ley, y la cosa con el ex intendente de Avellaneda no terminó nada bien. Además, jura y perjura que él nunca fue a comer a Puerto Madero.

ANGULO: Ocurre que es sabido que su relación con el “Bicho” tampoco es nada buena. Por eso muchos creyeron que pudo haber sido posible aquella cena.

PIRINCHO: Nada que ver. El “Cholo” no saca los pies del plato. Un ejemplo es lo de Moyano.

ANGULO: ¿Cómo es eso?

PIRINCHO: ¿Vio que estuvo al lado del camionero en el reciente acto que organizó en la 9 de Julio?

ANGULO: Lo vio todo un país.

PIRINCHO: Bien, todo lindo. Pero el “Cholo” no va a sacar los pies del plato de la CGT. Ahora que logró entrar, no lo sacan ni con un remolque.

ANGULO: ¡Tomá pa’ vo!

PIRINCHO: La última, esta es de Echeverría. En la última sesión hubo mucho cachengue. La cosa entre la “opo” y el oficialismo viene de mal en peor. En la última reunión casi no dejaron hablar a los concejales de Cambiemos.

ANGULO: ¡Fea la actitud!

PIRINCHO: Más feo va a ser cuando voten en contra del Pacto Fiscal.

ANGULO: ¿Posta?

PIRINCHO: Parece que no lo van a votar. Hay bronca con ese tema. Igual, desde Provincia ya mandaron un mensaje a los “compañeros” del Conurbano. Bah, en realidad el mensaje lo recibió el “Bicho” de Avellaneda, al que le recortaron los fondos que tenía para unos institutos educativos.

ANGULO: ¡Ups!

PIRINCHO: La plata que le mandaba “Heidi” para pagar eso, ahora va a ser destinada a otra cosa. Si quiere hacer política, que la haga con sus propios recursos.

ANGULO: ¡Patapúfete!

PIRINCHO: En cualquier momento se pudre todo. Pero quédese tranquilo, que antes de que eso ocurra yo se lo voy a estar contando. Bueno, ahora lo tengo que dejar, me voy a ver el precio de los huevos de Pascua. Me dicen que están saladitos. ¡Les mando un abrazo y nos leemos la semana próxima!

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS