domingo 09 de diciembre de 2018 - Edición Nº3099

Avellaneda | 28 feb 2018

Organizaciones ambientalistas denuncian que la ley provincial de Bosques es “inconstitucional”

La norma le permitiría a la empresa Techint realizar el proyecto “Puerto Madero del Sur” en las costas de Avellaneda y Quilmes.


El miembro de la asamblea “No a la entrega de la Costa Quilmes-Avellaneda” Néstor Saracho afirmó ayer que la ley provincial de Bosques Nativos, reglamentada en agosto, le permitiría a la empresa Techint realizar un megaemprendimiento inmobiliario en las costas ribereñas de los municipios de Quilmes y Avellaneda.

El emprendimiento, conocido como “Nueva Costa del Plata” o “Puerto Madero del Sur”, afectaría a los ecosistemas y causaría inundaciones. “Los humedales de la zona contienen el agua de las lluvias y de las crecidas del Río (de la Plata). Si uno pone ahí un bloque de cemento, esa agua se va para otro lado”, cuestionó Saracho.

La ley provincial 14.888 determina cuáles son las zonas de bosques que no pueden ser desmontadas y en las cuales está prohibido construir. Según explicó Saracho, el área costera de Avellaneda y Quilmes, donde sí se permiten realizar obras de infraestructura, “coincide plenamente con las medidas del emprendimiento” que Techint insiste en hacer desde hace años.

La ley bonaerense responde a la ley nacional 26.331, que establece que cada provincia debe aprobar su ordenamiento territorial de bosques nativos para que estos sean preservados. Las organizaciones denuncian que la normativa provincial no cumple con este último punto, por lo que sería “inconstitucional”.

El proyecto inmobiliario consiste en la construcción de edificios de variadas alturas que funcionarían como establecimientos comerciales, gastronómicos, culturales y educativos. Se estima que contaría con 20 mil habitantes y 80 mil visitantes.

Si bien Techint aún no realizó obras en la zona, Saracho aseguró que si eso pasa, las agrupaciones ambientalistas y vecinales reactivarán “la movilización social y las medidas legales”, tal como sucedió en 2012, cuando el Concejo Deliberante de Avellaneda permitió que se “empezaran a abrir calles” en la zona de bosques del distrito.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS