miércoles 12 de diciembre de 2018 - Edición Nº3102

Gremiales | 10 ene 2018

CICOP denuncia falta de personal y crisis sanitaria en hospitales del Conurbano

El gremio que nuclea a médicos y profesionales de la salud hizo pública su preocupación por la falta de especialistas en algunos centros asistenciales de la región, en especial pediatras y neonatólogos. Además, denunció que afiliados del sindicato fueron parte de los despidos masivos en distritos gobernados por Cambiemos.  


“No hay pediatra”. El cartel en la guardia del hospital Fiorito pudo verse al menos un par de días desde que comenzó el 2018, y es parte de una triste realidad que viven varios centros asistenciales del Conurbano bonaerense. Por estas horas, el gremio médico CICOP denuncia la crisis que se vive en el sistema público bonaerense, en especial por la falta de personal y de insumos.

Según un documento difundido en estas horas por la entidad sindical, “el personal de los centros de salud y hospitales públicos bonaerenses no alcanza para cubrir las necesidades sanitarias de una población que ha crecido en número y en necesidades”. Por eso, los médicos le reclaman a la gobernadora María Eugenia Vidal que convoque a una mesa de negociación para comenzar a delinear la paritaria de este año. En 2017, el sector fue uno de los más conflictivos, y en medio año se realizaron cerca de una docena de paros y movilizaciones.

El documento difundido por CICOP apunta a los problemas estructurales en materia de salud pública, que se viven con especial fuerza en el Conurbano. Según la denuncia, en hospitales como Bocalandro, Cordero, Eva Perón, Fiorito, entre otros, falta personal de diversas especialidades, como pediatras. “La falta de cargos disponibles en todas las áreas, con salarios y condiciones de trabajo que no son ni dignas ni deseables, cuyo origen está en presupuestos notoriamente insuficientes, configuran un panorama por demás preocupante”, remarcan desde el gremio que conduce Fernando Corsiglia.

CICOP recuerda que desde hace tiempo denuncia este escenario: “Venimos denunciando, exigiendo reuniones donde se aborde integralmente la compleja situación en la que nos encontramos. Al día de hoy, estamos lejos de tener asegurados los planteles básicos en la mayor parte de los establecimientos, ya sea en el Conurbano o en las principales ciudades de la provincia”, afirma el comunicado.

Además, remarca: “Poner el acento principalmente en cubrir los servicios de emergencia, como ha hecho esta gestión, deja otros lugares peligrosamente diezmados y sin poder garantizar la atención. Así viene ocurriendo con los servicios de pediatría y neonatología de varios establecimientos del Conurbano, lo que pone también en riesgo el funcionamiento de toda el área materno infantil.”

Y concluye: “CICOP rechaza todo intento de achicamiento del sistema de salud pública que vaya en desmedro de la atención digna y afecte el derecho de los trabajadores a desarrollar la tarea para la cual están capacitados en el lugar en el que han sido designados. No estamos dispuestos a aceptar políticas de ajuste en ninguno de los niveles sanitarios y hacemos responsable al Estado de garantizar el derecho y la accesibilidad a la atención de toda la población.”

Despidos municipales

Por otra parte, el gremio de profesionales de salud bonaerense apuntó contra los despidos en los municipios de Quilmes, Tres de Febrero y La Plata, que dejan “sin atención a numerosos sectores vulnerables de barrios y localidades”.

“La primera semana del año nos encuentra exigiendo que se reviertan los despidos de trabajadores de la Salud en Tres de Febrero, Quilmes y La Plata, decisiones que significan, además, dejar sin atención a numerosos sectores vulnerables de barrios y localidades”, señala el comunicado de prensa del gremio de médicos bonaerenses, CICOP.

Además recuerda que “en el primer nivel de atención, bajo responsabilidad de los gobiernos municipales, los bajos salarios y la precarización laboral en sus múltiples variantes (contratos temporarios, locación de obra, a destajo, programa médicos comunitarios, monotributistas), traen como consecuencia no sólo una conformación de equipos inestable que afecta el desarrollo de las tareas, sino que abre la puerta con enorme facilidad a los despidos y al intento de disciplinamiento de quienes pretenden organizarse para mejorar esas condiciones”.

En los tres municipios gestionados por jefes comunales referenciados con Cambiemos se lanzó desde el 31 de diciembre un fuerte ajuste, en concordancia con la firma del pacto fiscal, que se visibilizó con cientos de despidos.

“Transcurridos los primeros días del año 2018, ya se perfilan las dificultades que tendrán que atravesar los trabajadores a medida que vayan pasando los meses. El anuncio del aumento en el transporte público y los combustibles, así como el incremento en las tarifas de los servicios con su consiguiente traslado a los precios de los bienes de primera necesidad, no hacen otra cosa que empeorar y precarizar la vida cotidiana de la mayor parte de la población”, señalan los médicos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS